God Bless Trump

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

10/11/2016 21:56

Cuando todo el mundo daba por hecho que los mercados iban a tener una situación de caos total en el caso de ver a Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos de América, "las encuestas" se han vuelto a equivocar. Una vez que Trump se ha aupado a la presidencia no paran de salir beneficiados empresariales de una política conservadora pero expansiva fiscalmente. Empresas españolas con intereses en USA van a poder ver crecer su negocio allí. Empresas americanas ven como el consumo puede repuntar si las promesas fiscales de Trump van adelante.

Como suele pasar en la vida. A rey muerto, rey puesto. Si Hillary Clinton era la opción deseada por los mercados hace unos días, hoy Trump es un impulso que jamás habría pensado el mercado y la economía norteamericana. Falta por ver si fuera de los Estados Unidos va a suceder lo mismo, pero el desastre que se podía imaginar ha quedado bastante reducido a escombros una vez que Trump ha hablado como hombre de Estado.

La Reserva Federal es ahora a quien todo el mundo mira. Su peso puede quedar en segundo plano, frente a lo que hemos vivido en las décadas anteriores. Pero, incluso en ese caso, el mercado entiende que el daño que se pueda hacer a la economía americana será menor. Otra vez más el pronóstico ha sido erróneo, lo que no quiere decir que finalmente vaya a ser positivo. Pero el cataclismo esperado ha dado paso a un nuevo máximo histórico del Dow. Es cierto que las empresas tecnológicas USA no terminan de encontrarse a gusto en el entorno Trump, pero parece que seguirán la senda del entendimiento común.

Quien se acuerda, en estos momentos, de Hillary Clinton. Parece que haya pasado una eternidad y sólo han sido un par de días. Pero es lo bueno que tiene el mercado. De demonio y ángel se puede pasar pronto. De ángel a demonio, también. Mientras, God Bless Trump.

 

 

Noticias relacionadas