La robótica entra en la cocina, para que salgas (Zume Pizza)

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

23/11/2016 17:19

¿Serías capaz de distinguir una pizza hecha por ti o por una máquina? Es sólo el primer paso que se está dando en Silicon Valley para conseguir la disrupción en los fogones. Zume Pizza lleva ya algunos meses paseando su modelo de negocio por las principales televisiones financieras del mundo. 2 robots se encargan preparar dentro de la furgoneta la pizza que se ha encargado y terminan de cocinarla cuando el repartidor ha llegado al destino. Así se consigue el punto exacto de entrega y perfección del producto.

El problema es que no es muy escalable todavía. Cuesta cada robot 100.000 dólares y además necesita del repartidor para llegar a destino, por ahora. Pero lo cierto es que todos los sectores van a tener en la robótica la próxima revolución. La sustitución progresiva de los puestos de trabajo por unas manos mecánicas que hacen el mismo trabajo o más eficiente incluso.

El caso de Zume Pizza entra de lleno en un sector que mueve más de 34.000 millones de dólares al año y que tiene un control importante por parte de pocas marcas. El problema, al igual que con la llegada de internet a los negocios, es que todos parten de cero. Unas marcas tienen el dominio del mercado pero otras son tan ágiles que son capaces de tumbarlas. Sucedió con los móviles, con la entrada de gigantes tecnológicos, Apple, Samsung, LG y la reacción de los tradicionales players del sector, como Nokia.

Es un aviso para las empresas de todos los sectores. En los próximos años dominará quien tenga más capacidad de ver dónde está el elemento disruptor de la mano de la demótica, y quien lo consiga verá como le compran la empresa o da la vuelta al sector. Y el sector de la restauración parece ser uno de los primeros en ponerse en la rampa de salida. El sector médico es otro de los que me dicen que va a sufrir la gran revolución.

Noticias relacionadas