¿Es Apple el principal enemigo de Siri?

Apple parece haber abandonado su deseo de convertir Siri en un asistente de voz para dejarlo sólo en una interfaz de comandos sin inteligencia artificial. Amazon Alexa y Google Assistant se frotan las manos al ver cómo Apple no ha dado un paso adelante con su última presentación.

Guardar

15/09/2019 16:29

Apple se ha convertido, tras la última presentación de los nuevos iPhone, en la mayor amenaza para Siri. Ni Amazon Alexa, ni Google Assistant están haciendo tanto daño al futuro del asistente de Apple, como la propia compañía. El principal motivo es dejar que Siri se esté convirtiendo en una "interfaz de comandos de voz" sin poder aplicar inteligencia artificial. Este aspecto viene dado desde la firma de la manzana porque en su ADN está el producir devices que ofrezcan soluciones de manera proactiva y que se centren en la apps.

Si nos fijamos en el nuevo Apple Watch todas sus mejoras no necesitan de comandos, ni de peticiones nuestras. Desde el ruido ambiente hasta el control de las pulsaciones, desde un calendario que te ayuda a manejar tu tiempo hasta una app de actividad que te pide que te levantes para cumplir los objetivos. Dificilmente cualquiera de estas apps la vas a invocar directamente, pero sí son buenas opciones proactivas del sistema de Apple Watch para ayudarte en el día a día. Asistencial, pero no asistente.

Al final lo que Apple está llamando asistente es un cúmulo de fragmentos de voz que llaman a aplicaciones individuales. Al final es tener un comando de búsqueda de datos por voz. No un asistente. Esos datos se podrían ofrecer en una web perfectamente. ¿Pero eso es Inteligencia Artificial? No.

El ADN de Apple es pensar que para cada uso que queremos hacer hay una app para ello. Y que la mejor manera de integrar la voz es unir Siri con cada una de esas opciones.

Apple es el rey del GUI (Graphic User Interface), pero no ha aplicado los conceptos básicos de la IA en el VUI (Voice User Interface) dejando esta última materia a medias. La mentalidad de Apple ha sido esconder las capacidades de la IA para destacar las habilidades de la voz. Justo al contrario de lo que han implementado Amazon y Google.

Pero aunque usemos de la misma manera Asistentes de voz y Voice User Interface bajo el término "voz", no son intercambiables. Hay que pensar que los asistentes de voz tienen una interfaz de voz, pero las interfaces de voz no siempre son una interfaz de un asistente de voz. Aquí radica la clave del problema para Siri. Que tal vez en un momento futuro tenga que buscar una integración en los dos sistemas mayoritarios, es decir Google y Amazon Alexa.

Incluso entre Google y Amazon Alexa hay diferencias. Google ha convertido su asistente en un buscador por voz con la opción de desarrollar aplicaciones (Actions) en su entorno. Amazon Alexa es el único Asistente de Voz como tal en el mercado, con procesos de inteligencia artificial en marcha. Y lo definen las propias compañías en sus definiciones del device.

Google: "interactuar con los motores de búsqueda usando la voz como método de entrada en lugar del texto".

Amazon: "Interactuar con tecnología inteligente usando la voz como métido de entrada".

De ahí que Google se haya lanzado desde hace varios años a ampliar el entorno de búsqueda a un entorno de inteligencia tecnológica que ahora mismo está casi a la par que Amazon. Pero ni una cosa ni otra ha hecho Apple.

La clave de los Asistentes de Voz es la habilidad de acceder a múltiples piezas diferentes de información desde muchas fuentes distintas y centrarlas todas en un sólo sitio. Que unido a la habilidad de controlar computadoras y devices hace el cóctel perfecto para convertir a los Voice Assistants en potentes asistentes virtuales de lo que nos rodea.

Aunque se podría decir que Apple Home es una vía para caminar hacia ese fin. Sí. Pero lo integra porque no deja de ser un front-end vía interfaz de voz. Una vía para interactuar con software con tu voz, en vez de teclear, por ejemplo.

Por ejemplo. Spotify permite en Estados Unidos los anuncios que permiten hacer "cosas" por voz. Al final del anuncio los oyentes. pueden decir escuchar ahora y activar la playlist anunciada. Pero esto no es que Spotify se haya convertido en asistente. Es una interfaz para que hagamos lo mismo que podríamos hacer vía teclear la playlist.

Veremos en los próximos meses los avances de voz de Amazon y Google, a la espera de confirmar si Siri se queda como una opción muy reducida de voz y, por tanto, Apple pierde su primera gran batalla del siglo XXI. O si Apple integra IA y recupera, gracias a su base de clientes, el espacio que ahora mismo ocupan Amazon, mayoritariamente, y Google en una buena proporción.

Noticias relacionadas