¿Cómo trabajan el talento las empresas en España?

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

28/11/2019 16:02

España se sitúa en el puesto 32 del Ranking de Talento Mundial 2019 de IMD, frente al 31 que ocupaba el año pasado. El informe de la escuela de negocios explica que este ligero retroceso se debe a una caída en tres indicadores: el gasto público en educación por estudiante (puesto 39), la tasa efectiva del impuesto sobre la renta personal (28) y la disponibilidad de mano de obra cualificada (31). En nuestro especial RRHH, el talento que mueve el mundo hemos contado con perfiles expertos en la búsqueda de talento y hemos abordado los problemas de la búsqueda y retención de trabajadores talentosos:

Especial

"El empleado tiene que estar centrado en su rol y tiene que tener incentivos para su autorrealización", asegura Pablo Cano, Human resources business partner de Heineken.

EKdeSHkWsAEnTFo

IMD elabora anualmente este ranking, en el que se evalúa a 63 economías atendiendo a tres factores: Inversión y Desarrollo, Atractivo y Preparación. Estos apartados incluyen indicadores que muestran los recursos invertidos en el desarrollo del talento local, el grado en que una economía atrae y retiene el talento y la calidad de las habilidades disponibles en banco de talentos.

"Nosotros tropicalizamos nuestro sistema para ajustar nuestro proceso a la ideología de cada país", detalla Raúl Beyruti, presidente de GINGroup. "El empleado tiene que estar feliz y contento", añade.

EKdcbv2WkAAaQYH

"Los recursos humanos no deben olvidar que como mínimo hay que cubrir las necesidades del empleado y que estén satisfechos", puntualiza José López San Román, director de RRHH de Bosch para España y Portugal.

EKdhLh7WsAEqTj5

as fortalezas más destacables de la economía española para retener y atraer el talento incluyen: la efectividad de las infraestructuras sanitarias (11º), la exposición a la contaminación por partículas (12º), así como la calidad de vida (16º). Sin embargo, también se ponen de manifiesto algunas debilidades relativas a la motivación de los empleados y las habilidades lingüísticas, entre otras.

"Hay que ofrecer sistemas y productos personalizados para ofrecer más valor e intereses a todos los clientes", apostilla Adela Ureta, directora general de recursos humanos de Saint-Gobain para España, Portugal, Marruecos y Argelia.

EKdf3VuW4AEaNsk

Noticias relacionadas