Junta de Santander con caída de la acción

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

17/03/2016 16:44

Ana Patricia Botín se presenta ante sus inversores con una caída de la acción del 35% desde la última junta de accionistas en 2015. Por aquel entonces, la acción cotizaba en 6,53 y al cierre de ayer en 4,21 euros por lo que se deja algo más de dos euros en un año. Además, la entidad vale 30.413 millones menos en bolsa desde Botín asumió la presidencia en 2014.

La caída de la acción recoge varias incertidumbres y es un reflejo del impacto negativo de las políticas tan del Banco Central Europeo a tipos de interés a cero, o la debilidad de sus principales mercados como Brasil, España y Reino Unido.

Si nos detenemos en Brasil, un país en recesión y con un real brasileño que viene depreciándose de lejos, vemos como las principales variables se ralentizan. El margen de intereses ha bajado en 2015 un 6% respecto al año anterior y el crédito retrocede un 19% por el impacto en las cuentas del real brasileño. Esta filial es una de las más importantes ya que genera un 20% de los beneficios del grupo.

En un intento de reconducir el negocio en Brasil la entidad ha estudiado alternativas tras poner el foco en la filial local de Citigroup. Cualquier movimiento en Brasil dependerá de Sergio Rial, el nuevo consejero delegado que se sumaba a los cambios radicales que realizó Botín al tomar las riendas de la entidad.

Dudas en España y UK

No obstante, el camino no queda despejado. Las otras patas del negocio como España y Reino Unido, se unen a las incertidumbres. Nuestro país no tiene un Gobierno estable y un negocio bancario para Santander que no termina de remontar. Prueba de ello es la caída del margen de interés en un 5% o el crédito que sigue estancado en el -1% en 2015.

La otra pata del negocio es Reino Unido que aporta un 23% de beneficios al grupo. Se teme por la posible salida de este de la Unión Europea. Pero aquí no acaba la historia. A Botín se le acumulan los problemas en este caso en EEUU ya que su filial no presentó las cuentas de 2015 al estar bajo investigación por parte de la CNMV americana, que le ha obligado a ajustar a la baja el valor de su filial.

Se espera que Botín defienda la presencia del banco en Brasil, cómo podría reconducir su negocio en España donde el crédito no sube, qué hará el banco si se produce el Brexit incluso la política del banco en Estados Unidos donde la Reserva Federal revisa a la baja las previsiones de crecimiento por los riesgos mundiales y prevé sólo dos subidas de tipos este año.

Noticias relacionadas