La banca da marcha atrás

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

18/09/2015 15:40

BBVA ha decidido "aplazar el cobro de dos euros a los no clientes por el uso de sus cajeros para retirar dinero en efectivo" para evitar que los no clientes puedan pagar doble comisión, según agencias. El banco ha tomado esta decisión a la espera del nuevo marco regulatorio que pueda surgir tras la orden ministerial que ultima el Gobierno.

La entidad presidida por Francisco González ha defendido el derecho del propietario del cajero a aplicar este recargo. En este sentido, las fuentes cuentan que esta comisión de dos euros viene recogida en los estatutos de Servired. "BBVA siempre ha actuado conforme a la normativa", han aclarado desde el banco, que justifica este aplazamiento para evitar que los no clientes puedan pagar doble comisión.

La entidad ha aclarado que no cobra comisión a los titulares de tarjetas BBVA, Uno-e y CX por disponer de efectivo en cajeros de BBVA ni en los pertenecientes a otras entidades, por lo que ha subrayado que los sus clientes no pagan "en ningún caso doble comisión".

BBVA quiere mantener la excelencia en todos los servicios prestados y, en particular, en la amplia red de cajeros de la entidad que, además de disposiciones de efectivo, ofrece la posibilidad de realizar múltiples operaciones. "Esto es el resultado de importantes y continuas inversiones", indican las fuentes.

Noticias relacionadas