China defiende su divisa frente a Donald Trump

Guardar

09/01/2017 06:44

Las bolsas asiáticas rebotan ligeramente en un día en el que el parqué de Tokio permanece cerrado por festivo, donde celebran el día del adulto. Las compañías tecnológicas lideran los avances.

Desde el PBOC (banco central de China) nos llegan las primeras declaraciones del año, y tienen mucho que ver con la llegada de Donald Trump a la casa blanca. Las expectativas que está generando hacen que el dólar se aprecie frente a varias divisas, entre ellas el yuan, y uno de los consejeros del PBOC, Yu Yongding, ha asegurado esta madrugada que no van a permitir que su divisa se deprecie contra el dólar más de un 25% en 2017. Asegura que este año esperan una consolidación del sector servicios y el consumo en el país, que ya en 2016 han superado a las exportaciones como principal motor de crecimiento en el país.

Desde el gigante asiático, el diario Global Times manda un mensaje también a Donald Trump; si atacas a la política y a los productos chinos, China se vengará.

Respecto a los datos de crecimiento, NBS afirma que China cerró el año con un crecimiento del 6,7%, dos décimas por debajo del 6,9 que crecía en 2015.

Con Japón cerrado, los datos macroeconómicos se cenrtasn en China, donde cayeron las reservas de divisas extranjeras en diciembre. Es el sexto mes de caída, y se sitúan en mínimos de cinco años, pero aún con todo se mantienen por encima de los 3 billones de dólares. Desde el Banco central insisten en que sigue siendo una suma importante y que no es preocupante que estén disminuyendo, porque dadas las condiciones actuales, quizás tengan que actuar en sentido contrario para fortalecer el yuan. Desde el máximo organismo monetario en el país afirman que hasta ahora han sido poco intervencionistas, y que podrían serlo más.

Dentro del ámbito empresarial, las autoridades regulatorias permitirán a las compañías chinas cotizar en la bolsa de Fráncfort este mismo año, aunque lo harán solo las acciones tipo D de esas empresas. Un avance que en todo caso secunda el aperturismo que el gobierno chino está llevando a cabo en el ámbito bursátil.

Noticias relacionadas