Crónicas asiáticas: abrazo "Panda" al libre comercio

Crónicas asiáticas: abrazo "Panda" al libre comercio

José De la Morena

05/07/2017 05:53

El presidente chino, Xi Jinping, está en Alemania con motivo de la celebración de la cumbre del G-20, y esta vez ha sido recibido como el mejor aliado del libre comercio. Entre tanto, empeoran los datos del sector servicios en China, mientras Japón toma algo de aire. Las bolsas, por su parte, cierran con un tono ligeramente positivo.

Empezando por el apartado de los datos macroeconómicos, en China el índice PMI que publica Caixin sobre el sector servicios cae hasta los 51,6 puntos desde los 52,8 de mayo. La cifra más baja del último año pese a que el sector sigue en expansión. El problema es la caída de los nuevos pedidos. También cae el dato de PMI compuesto, que aglutina servicios y manfuacturas, y se vuelve a escuchar desde distintas casas de análisis el argumento de la desaceleración de la economía china en 2016. Lo cierto es que también hay datos para pensar que esa desaceleración no será tan pronunciada como era de esperar, y que se crecerá por encima del 6,5%.

En Japón, ese mismo dato de PMI correspondiente al sector servicios en junio crece hasta los 53,3 puntos en junio desde los 53 puntos de mayo. La creación de nuevas empresas y el aumento de la contratación en este sector sirven al Gobierno de Shinzo Abe para hablar de crecimiento futuro y de la confianza, una vez más, en que aumentará el consumo y con ello la inflación.

De vuelta a Berlín, Xi Jinping cenó anoche con la canciller alemana, Angela Merkel, y volverá a almorzar hoy con ella para tratar parte de la estrategia a seguir durante la cumbre de Hamburgo. China intenta dar pasos para que sus grandes empresas sean admitidas dentro de los estándares de libre comercio mundial, de manera que pasen los controles antidumping que impone, entre otras regiones, la Unión Europea. Desde sus primeras palabras en contra del proteccionismo en el foro de Davos (antes de que Donald Trump fuera nombrado presidente) ya ha llovido, y lo que muchos pensaban que era una utopía se ha convertido en realidad, con China hablando de libertad comercial frente al proteccionismo estadounidense.
Publicidad

Noticias relacionadas