La OPEP recortará la producción de petróleo

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

30/11/2016 10:23

La Organización de Países Exportadores de Petróleo ha alcanzado su primer acuerdo para reducir la producción de crudo desde el 2008, que coincide con el pacto preliminar logrado en Argelia en septiembre, según fuentes de Viena.

El grupo de los 14 principales productores ratifica el borrador de Argel, que fijaba la producción máxima en 22,5 millones de barriles de crudo por día, por debajo de los actuales niveles de 33,6.

Arabia Saudí, que se ha mostrado dispuesta a reducir su actividad, producirá 10,06 millones de barriles diarios con el nuevo acuerdo, mientras que a Irán se le asignarán 3,79 millones.

Ante estas informaciones el precio del crudo en los mercados de materias primas se dispara un 8%, por encima de los 50 dólares el barril, lejos del recorte del 4% que sufrió ayer el crudo ante las menores esperanzas de que finalmente se produjera un acuerdo.

Desde Estados Unidos, José Gonzáles, Director de ECG Asset Management, asegura que el acuerdo ha sido una "sorpresa", tras el tira y afloja de las últimas jornadas entre Arabia Saudí, Iraq e Irán. Considera que el recorte de 1,2 millones de barriles diarios es "razonable" pero todavía no canta vitoria sobre una subida definitiva en los precios del crudo:



Uno de los puntos de mayor fricción son las reticencias de Arabia Saudí a dejar fuera de los recortes a Irán, que acaba de volver al mercado. El régimen de Teherán se ha negado a reducir su producción hasta alcanzar los niveles previos al embargo comercial decretado por su programa nuclear. En la reunión de hoy, los saudíes habrían aceptado congelar la producción del país rival en niveles ligeramente inferiores a los 4 millones de barriles por día. Esto podría llevar a Arabia Saudí a perder cuota de mercado respecto al país de los ayatolás y las fuentes de la OPEP citan que reducirá su producción al entorno de los 10,06 millones de barriles diarios.

Otro de los puntos clave es la reducción de producción por parte de Rusia y otros países que no pertenecen al cartel. El objetivo sería que redujeran el bombeo entre 400.000 y 600.000 barriles por día.

Noticias relacionadas