El oro, la plata y el níquel aúpan a Asia

El oro, la plata y el níquel aúpan a Asia

María García

TIEMPO DE LECTURA

1 min

04/07/2016 05:29

Cuarto día consecutivo de recuperación para las bolsas asiáticas en medio de las expectativas de que los bancos centrales inyectarán más estímulos a la economía. Hoy, los mercados se han visto impulsados por los precios del mercado de materias primas como el oro, la plata y el petróleo que sigue en la barrera de los 50 dólares.

En China, el Shanghái Composite (+1,7%). Hoy ha vuelto a la bolsa Vanke, la mayor inmobiliaria residencial del país, con subidas del 9%. Su cotización ha estado suspendida desde el pasado 18 de diciembre por una serie de problemas internos. Y la operación empresarial a destacar ha sido la del grupo alemán de ingeniería mecánica Voith que ha vendido su participación del 25% en el fabricante de robots Kuka a la china Midea. El valor de la participación supera los 1.200 millones de euros. La china Midea que se convertirá en la mayor accionista de la alemana ha cerrado con repuntes del 3% en la bolsa china.

El Hang Seng (+1,2%). Ha borrado las pérdidas de los días después al referéndum en Reino Unido. Ahí las mejor paradas hoy han sido la inmobiliaria Jiangxi Copper que ha repuntado un 8,5%.

En Japón, el Nikkei (+0,6%). Hoy han sido las telecos y las empresas de alimentos, las mejor paradas. En el lado de las pérdidas han estado los bancos y las minoristas. Sumitomo Metal, el mayor proveedor de Níquel de Japón ha subido más de un 6% en Tokio. Y Takata casi un 5%. Los miembros de su junta directiva se han comprometido a realizar recortes salariales para reestructurar el negocio.

En Australia,la jornada ha estado protagonizada por el resultado electoral. El empate entre laboristas y conservadores con 69 escaños cada uno ha hecho subir las rentabilidad de los bonos a diez años en tres puntos hasta el 1,99%. En la bolsa, los principales bancos del país han seguido bajo presión con el Commonwealth Bank of Australia con descensos del 1%.

Por cierto, se espera que el banco central australiano deje los tipos de interés sin cambios en el 1,75% en su revisión de política monetaria de mañana.
Publicidad

Noticias relacionadas