Repsol: ¿es una opción de compra?

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

08/09/2015 17:19

En medio de la caída del precio del petróleo, Repsol acapara muchas miradas. Una de ellas, por que en lo que llevamos de año su acción acumula una caída del 20%. Lo singular es que algunos expertos desvinculan el comportamiento en bolsa de la empresa con las cifras de su balance, como apunta Alberto Iturralde desde diasdebolsa.com




De hecho, pese a la bajada de la acción, Repsol anunciaba este mismo verano que ha alzando niveles récord en los márgenes de refino. Lorenzo Serratosa, CEO de Kau Finanzas





En el año, la capitalización bursátil de Repsol ha bajado hasta los 16.664 millones de euros. El petróleo también ha caído, pero es que el descenso del precio del barril se remonta a junio de 2014. Por aquel entonces Repsol cotizaba a 18 euros.

La duda es, si estas bajadas en bolsa son una invitación a entrar en el titulo o si es mejor esperar a conocer los detalles del plan estratégico que este otoño dará a conocer la compañía. Hay quien dice que el plan incluye recortes, pero Repsol prefiere no hacer comentarios. Escuchamos a Raquel Blázquez, de Ibercaja Gestión





Hay más frentes abiertos: dos mercados importantes para la petrolera de Antonio Brufau: Brasil y Canadá está en recesión técnica económica. Según los expertos consultados por Capital Radio, no hay que dar demasiada importancia al hecho de que estos dos países se encuentren en esa situación. Dicen que la mayoría de sus ingresos se producen en España.





Hay que mirar a la compra de la canadiense Talismán, que va ligada a la apuesta de Repsol en reforzar su negocio upstream después del vacío que dejó en esta parcela la expropiación de YPF. A diferencia del downstream, la rentabilidad del negocio de producción depende principalmente del precio del barril. Además, la compra de Talisman implica un aumento considerable de la deuda, lo que siempre suscita un elemento más de incertidumbre. Según los expertos, de no haberla comprado, Repsol estaría sufriendo menos en bolsa estos últimos meses.

En su momento pagó una importante prima del 24% sobre la cotización media de los tres meses anteriores. Desde que se anunció la adquisición, el índice sectorial crudo y gas de Canadá ha caído un -18%.
Por otro lado, sobre el valor siempre existe la amenaza de que Sacyr se vea obligada por sus bancos acreedores a vender su participación del 8,7%. Además, ha perdido la recomendación favorable de muchas casas de análisis y ha sido excluida del Eurostoxx-50, lo que evidentemente no es una noticia favorable.

El último movimiento de la compañía lo hemos visto la semana pasado cuando su presidente Antonio Brufau compraba un millón de acciones de la petrolera, a la vez que Passport Capital, un fondo estadounidense, ha declarado una posición corta del 0,5%.

A día de hoy la compañía está elaborando el plan estratégico para los próximos años y que se presentará el próximo mes de noviembre. Con todo, la mayoría de expertos consultados consideran que los niveles actuales son atractivos


Noticias relacionadas