¿Sabía Bankia lo que pasaría tras la salida a Bolsa? El curioso caso de los riesgos del folleto

En su folleto Bankia avisaba de 36 riesgos para el inversor que acudía a la salida a bolsa. ¿Se estaban cubriendo las espaldas ante "futuras reclamaciones" como dice la Fiscalía? ¿O fueron "claros y exhaustivos" como dice la Audiencia?

Guardar

30/09/2020 18:33

¿Sabía Bankia lo que se jugaba con la salida a bolsa? Una de las claves de la sentencia de la Audiencia Nacional está en lo que el tribunal considera la "exhaustiva y clara" lista de riesgos que Bankia avanzaba para los inversores que acudieran a la OPS. La sentencia los considera advertencias que "cualquiera entendería", mientras la Fiscalía lo ve como una estrategia para "proteger a Bankia más que al inversor".

Te explicamos en qué consisten estos riesgos y qué dicen ambas partes según consta en la sentencia en este podcast de Expediente Abierto.

¿Sabía Bankia lo que pasaría tras la salida a Bolsa? El curioso caso de los riesgos del folleto

Una de las claves del fallo absolutorio de la Audiencia Nacional está en su afirmación de que la información financiera y no financiera en el folleto de la OPS es “amplia y certera”.

Cuando la sentencia habla de información no financiera, en ocasiones se refiere a la larga lista de riesgos para los inversores que quisieran acudir a la salida a bolsa, que se cita en las primeras nueve páginas del folleto de Bankia.

  • Puedes leer el folleto completo aquí.

Según la Audiencia Nacional son hasta 36 riesgos los que cita Bankia. Entre otras cosas, se menciona que “es posible que los beneficios y sinergias derivados de la integración de las siete cajas no se correspondan con los esperados”. Finalmente, en 2011 Bankia terminó perdiendo más de 3.000 millones de euros al cierre del ejercicio frente a los 309 millones de beneficio que esperaba en el folleto, según recoge el Tribunal Supremo en su sentencia de 2016.

supremo bankia

El folleto de Bankia también cita como riesgo la volatilidad natural del mercado y un posible aumento en los requerimientos de capital (que también acabó ocurriendo), entre otros muchos riesgos más.

Para los jueces estos 36 riesgos descritos en nueve páginas son una información "extensa, exhaustiva y clara". Además, la Audiencia Nacional asegura que el folleto también contiene "un advertencia que cualquiera entendería"

Se refiere a la siguiente frase del folleto de Bankia: “estos riesgos no son los únicos a los que el Emisor -Bankia- podrá hacer frente en el futuro [...] dichos riesgos podrían tener un efecto adverso en el precio de las acciones, lo que podría llevar a una pérdida parcial o total de la inversión”.

Así, Bankia advirtió por escrito de que el inversor que acudiera a la salida a Bolsa podía perderlo todo. Sin embargo, la opinión del Ministerio Fiscal recogida en la sentencia es totalmente opuesta a la de la Audiencia Nacional.

La Fiscalía asegura que el inversor minorista era "incapaz" de asumir semejante lista de riesgos (puesto que considera que algunos son de una "enorme complejidad") y por eso las advertencias estaban "más pensadas para proteger a Bankia ante eventuales futuras reclamaciones, que para proteger al inversor".

Pero el Ministerio Fiscal va más allá y recalca que tanta amplitud y tanto detalle termina "ocultando" el "riesgo cierto y real: el de un negocio que iba a requerir de importantes ayudas económicas adicionales".

Ante estas declaraciones, la Audiencia Nacional responde tajantemente en la sentencia. Asegura que la CNMV, encargada de controlar la "transparencia" y la "pureza" de la información, dio su visto bueno,sugiriendo que entonces el texto no era tan "complejo" como decía la Fiscalía.

Además, la Audiencia Nacional afirma que la advertencia de Bankia sobre la posibilidad de perder parte o toda la inversión, "alerta a cualquier inversor de lo arriesgado de la operación bursátil".

Noticias relacionadas