BlackRock, imbatible gracias a la gestión pasiva

Los resultados que ha publicado la mayor gestora de activos del mundo demuestran que la gestión pasiva es la reina de la inversión

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

2 min

15/01/2020 16:37

La gestión pasiva es la reina. Así lo demuestran las cifras que ha publicado BlackRock. Y no hablamos de una compañía cualquiera, sino de la mayor gestora de activos del mundo. Atrae casi 130.000 millones de dólares y la mayor parte de ese dinero se ha ido a sus ETFs, sus fondos indexados.

Si algo sigue subiendo, ¿para qué complicarse con un gestor que decida en qué activos invertir? Es la pregunta que muchos inversores se habrán planteado en los últimos meses. Muchos inversores que, ante esta cuestión, han decidido sumarse a un índice y dejar que su dinero vuele.

Y claro, en un momento en el que Wall Street no ha dejado de marcar máximos históricos, la jugada les ha salido bien. Todos esos inversores que no han querido complicarse se han subido al carro de la gestión indexada con el propósito de atraer todas las subidas posibles en el mercado estadounidense.

El beneficio neto de BlackRock ha subido un 40% en el trimestre hasta los 1.300 millones de dólares.

Los bancos, de nuevo protagonistas en Wall Street

  • Bank of America bate expectativas gracias al músculo de su comercio de bonos

Se trata de la segunda mayor división de la entidad. Su fuerte desempeño compensa las caídas en sus otros negocios principales. Los ingresos en comercio de bonos suben un 25% hasta los 1.800 millones de dólares.

También crece su división de préstamos, un 6%, supera al crecimiento de JP Morgan y Citigroup. Sin embargo, los ingresos en banca de consumo caen un 5% a 9.500 millones.

BofA es el más vulnerable de los grandes bancos de EEUU a las fluctuaciones de tipos de interés por su gran stock de depósitos y valores hipotecados. El beneficio neto cae un 4% a 6.750 millones. Los ingresos caen ligeramente a 22.350 millones.

  • Goldman Sachs decepciona al mercado: sus ganancias caen un 25% en el trimestre

En concreto, el beneficio neto cae a 1.720 millones de dólares, afectado sobre todo por la debilidad en su negocio de banca de inversión y mayores costes operativos.

Los ingresos en banca de inversión caen un 6% a 2.000 millones, afectados por menores tarifas de asesoría de fusiones y adquisiciones, así como una desaceleración en préstamos corporativos.

La división de mercados globales, su mayor negocio, aumenta un 33% en ingresos hasta los 3.480 millones gracias a la fortaleza en el comercio de bonos, que aumenta más de un 60%. Los ingresos totales suben un 23% a 9.960 millones.

Noticias relacionadas