¿Está paralizado el subsidio para los parados mayores de 52 años?

El Servicio Público de Empleo Estatal estaría teniendo dificultades para resolver miles de solicitudes del nuevo subsidio de 430 euros para mayores de 52 años por las lagunas del decreto-ley, aprobado en la reunión del Consejo de Ministros del pasado 8 de marzo y que entró en vigor el día 13 del mismo mes.

Dinero y tiempo

Dinero y tiempo

¿Está paralizado el subsidio para los parados mayores de 52 años?

El Servicio Público de Empleo Estatal estaría teniendo dificultades para resolver miles de solicitudes del nuevo subsidio de 430 euros para mayores de 52 años por las lagunas del decreto-ley, aprobado en la reunión del Consejo de Ministros del pasado 8 de marzo y que entró en vigor el día 13 del mismo mes.

Lucía Martín

01/04/2019 20:57

Desde el Ministerio de Trabajo confirman que no, que ya se han concedido esas ayudas a 32.000 personas y que la mayor parte de las solicitudes que ha recibido el Sepe se resuelven con normalidad. Según datos provisionales, del 14 de marzo hasta el 28 se han recibido unas 56.000 peticiones. Y desde el Ministerio dicen que están trabajando para que el trámite de las solicitudes se haga con la mayor celeridad para agilizar el acceso al subsidio, asegura en un comunicado. Es decir, quedan sin aprobar 24.000.

Por cierto que también según datos del ministerio, las modificaciones introducidas en el subsidio beneficiarán a casi 380.000 personas (114.000 que podrán ahora acceder al mismo, más de 260.000 que verán mejoradas sus cotizaciones y 12.000 personas que actualmente cobran el subsidio de forma parcial y pasarán a percibirlo a tiempo completo). El coste estimado de esta reforma del subsidio es de unos 348 millones de euros.

El departamento que dirige Magdalena Valerio, a través de un comunicado, informa de que en los casos en los que hay "dudas de interpretación", están ya trabajando para resolverlos en próximas fechas, que son circunstancias que afectan a muy pocos expedientes y que recibirán el subsidio con carácter retroactivo.

Pero según publica el diario El Mundo, el Ministerio de Trabajo habría enviado una instrucción a las oficinas del SEPE para que se paralice la tramitación de la mayoría de las solicitudes de ese nuevo subsidio para mayores de 52 años, por las "lagunas" que se aprecian en el decreto que regula estas ayudas.

¿Qué casos están generando dudas?

Por ejemplo, en el caso de los mayores de 55 años cuya renta personal entraba dentro de los mínimos que se piden, pero no así la renta familiar, ya que antes se contabilizaban también las rentas de su esposa o esposo y ahora no. O aquellas personas que cumplían todos los requisitos pero tenían entre 61 y 65 años, que ahora sí pueden cobrar la ayuda.

No queda claro si pueden beneficiarse de la ayuda aquellas personas que cumplen el requisito de haber cotizado 15 años, pero los últimos años de su vida laboral anteriores a cumplir 52 años fueron autónomos. Por ejemplo, alguien que trabajó hasta los 49 años por cuenta ajena y los tres siguientes por cuenta propia.

O si alguien cumple los 15 años cotizados después de llegar a la edad de 52 años y como autónomo. Desde el SEPE se quejan de que en este caso no queda claro. O por ejemplo, quien tenga los 15 años cotizados pero 10 de ellos como autónomo no cumpliría otro requisito, que exige sumar seis años cotizados para desempleo.

Autónomos aparte, aquellas personas que cobraban hasta ahora la renta activa de inserción (RAI) y ahora quieren pasar al subsidio, que les viene mejor porque cotiza para la jubilación y por el 125% de lo ingresado, pueden hacer el cambio, pero el decreto no explica cómo hacerlo. La RAI no contabiliza a la hora de determinar el «hecho causante» del subsidio, o sea, para determinar dónde nace el derecho a cobrarlo.

Esta medida formaba parte de las anunciadas en los ya denominados "viernes sociales" y según los expertos iba enfocada a acercarse al electorado mayor de 50 años, que tradicionalmente ha sido más cercano al partido popular y suele ser decisivo.

Según Magdalena Valerio, el gasto que va a ocasionar esta medida, que el gobierno ha cifrado en unos 350 millones al año, se está haciendo frente con la prórroga de los Presupuestos de 2018, la reordenación de algunas partidas o la eliminación de otras, como el contrato de apoyo a emprendedores, y el aumento de las cotizaciones.

Publicidad

Noticias relacionadas