El Día Mundial de la Contraseña se celebra desde el año 2013 con el objetivo de concienciar a los usuarios de utilizar claves más seguras y robustas. Los datos hablan por sí solos y la realidad es que hay más de 40.000 ataques por minuto cada día en el mundo con la finalidad de conseguir nuestras contraseñas.

Al día se producen 57 millones de intentos de login en sitios webs, esto es algo que afecta tanto a particulares como a empresas. Son muchos los directivos de grandes compañías los que aseguran que el robo de contraseñas y los ciberataques son algunos de los principales riesgos para los negocios.

Cuanto más compramos, más hackean ellos

Cada año los ataques van en aumento y es algo que resulta bastante incontrolable. Según SiteGround, las cifras de robo de contraseñas se disparan cuando se producen grandes eventos como el Black Friday o compras por la navidades donde el consumo se incrementa.

Otro momento donde aumentan los ataques es cuando no se hacen actualizaciones necesarias. Aquí los ciberdelincuentes aprovechan para atacar las webs con las versiones anteriores que todavía presentan las vulnerabilidades subsanadas. Por ello siempre se recomienda al usuario hacer la actualización.

Invertir tiempo en cibersalud

Los usuarios tenemos que ser menos perezosos y usar claves que sean más fuertes. Son muchas personas las que no cambian nunca sus contraseñas y las usan durante años en los mismos lugares.

¿Cómo hacer una buena contraseña?

  • No usar datos personales o familiares.

  • Creas contraseñas robustas que tengan más de 10 caracteres, mayúsculas y símbolos del teclado.

  • No guardar la contraseña en el navegador.