Jaime Botín, con varias cuentas judiciales pendientes, recibe 8,5 millones de Hacienda

Guardar

27/08/2019 15:38

El empresario Jaime Botín, hermano del difunto Emilio Botín, tío de la presidenta del Santander y máximo accionista de Bankinter, con un 22,8% del capital, ha recibido 8,5 millones de Hacienda, en concepto de devolución por los pagos del Impuesto de Sociedades de 2017 de su holding Cartival, según publica elEconomista.es.

¿Quién es Jaime Botín?

El Tribunal Supremo confirmaba en junio una multa de 300.000 euros a Jaime Botín por ocultar en Suiza acciones de Bankinter. Se trata de una sanción por infracción muy grave, al incumplir el deber de comunicación y difusión de participaciones significativas en Bankinter, que está recogido en la ley del Mercado de Valores.

Desestimaba así el recurso de Jaime Botín contra la sentencia de la Audiencia Nacional, de 11 de enero de 2018. La sanción fue impuesta antes por el Ministerio de Economía, a propuesta de la CNMV, en julio de 2015. Después la Justicia redujo el importe de la sanción de 500.000 a 300.000 euros.

Botín declaraba a la CNMV tener un 16% del banco cuanto ostentaba una participación del 24%, una participación de la que las autoridades tuvieron conocimiento gracias a la lista Falciani, donde figuraban varias cuentas suizas secretas ligadas a la familia Botín.

Además este mes de agosto la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) limitaba de forma oficial a 300.000 euros la multa impuesta a Jaime Botín por este asunto.

En octubre de 2013, la CNMV ya pidió a Economía sancionar al banquero ya que este había ocultado en Suiza la participación real que tenía en Bankinter, el banco que llegó a presidir.

Fue en julio de 2010 cuando el banquero dio la sorpresna, al desvelar que no era Crédit Agricole sino él quien ostentaba el puesto de primer accionista de Bankinter. Reconoció que su sociedad de cartera (Cartival) tenía un 24% de la entidad y no el 16% que había declarado de forma oficial. En esos momentos, Botín se enfrentaba al banco francés Credit Agricole, que tenía un 23%, por el control de Bankinter. Tras esta polémica, en septiembre de 2013, Credit Agricole decidió salir definitivamente de Bankinter.

La CNMV consideró esta infracción como "muy grave". En el primer procedimiento sancionador, Economía dio luz verde a la multa que sumaba 700.000 euros en total.

Si fue en 2010 cuando reconoció esas cantidades, ¿por qué no se le multó hasta 2015? Se le impuso primero esa sanción de 700.000 euros, en 2014, pero la Audiencia Nacional la anuló por un retraso en su tramitación. El Ejecutivo ya indicó entonces que volvería a sancionar al banquero, por haber mantenido esta participación oculta durante varios años.

La sentencia de la Audiencia Nacional ahora confirmada consideró probado que se había incumplido la obligación de notificar a la CNMV la participación significativa en Bankinter, a la que estaba obligado dada su doble condición de Presidente de la citada entidad bancaria y de Consejero y Vicepresidente de la sociedad Cartival, desde 1997, compañía a través de la cual controlaba un paquete accionarial del 7'85% del capital social de Bankinter.

No es la única causa de Botín con la Justicia

Tiene pendiente un juicio por, según la fiscalía, crear un entramado de sociedades para evitar el pago de los impuestos ligados a un avión de su propiedad, y está acusado de defraudar un millón de euros. Botín pactó primero nueve meses de prisión pero después decidió anularlo.

Y ha sido acusado también de intentar sacar de España un Picasso valorado en 26,2 millones de euros, Cabeza de una mujer joven (1906) y declarada inexportable. La obra fue incautada en su yate en Córcega, y fue acusado de contrabando. La fiscalía, que considera que Botín quería vender el cuadro, pidió cuatro años de prisión. El juez impuso una fianza de 133 millones de euros. A principios de este año no consiguió llegar a un acuerdo, así que irá a juicio.

Además de Jaime Botín, en la lista Falciani, donde figuraban varias cuentas suizas secretas ligadas a la familia Botín en conjunto. Todos ellos sumaban un patrimonio de unos 2.000 millones de euros, y pagaron en torno a 200 millones para regularizar su situación fiscal.

Noticias relacionadas