A Bruselas se le acaba la paciencia y propone abrir a Italia un procedimiento de déficit excesivo

España sale del procedimiento sancionador pero Bruselas manda más deberes

Guardar

05/06/2019 13:39

La Comisión Europea da el paso esperado y propone abrir el procedimiento de déficit excesivo a Italia por no haber reducido lo suficiente su deuda pública, que en 2018 se situó en el 132,2% del producto interior bruto.

Entrar en el procedimiento, en última instancia, podría dar lugar a sanciones del 0,2% sobre el PIB italiano, unos 3.500 millones de euros, pero serán los ministros de Finanzas de la Unión quienes tomen la decisión final en su reunión de julio.

El Pacto de Estabilidad y Crecimiento establece que los estados miembros de la Unión Europea no deben tener un déficit público que supere el 3% del PIB. En el caso de la deuda pública no puede sobrepasar el 60% del producto interior bruto y penaliza si no se reduce a un ritmo considerado "satisfactorio". En esos casos, los países se arriesgan a entrar en un procedimiento por déficit excesivo.

En el caso de Italia, además de superar con creces los umbrales mínimos el año pasado, las previsiones de la Comisión Europea apuntan a que la deuda se incrementará hasta suponer el 133,7% del PIB en 2019 y el 135,2% en 2020.

Por ello, para Bruselas está justificado iniciar a Roma el procedimiento sancionador, sobre todo después de que las últimas explicaciones del gobierno transalpino resultaran insuficientes para la Comisión.

Bruselas envió una carta la semana pasada, dando un plazo de 48 horas de respuesta, en la que le afeaba no haber hecho los esfuerzos suficientes para reducir su abultada deuda pública. El Ejecutivo reconocía que no había logrado reducir la deuda pero defendía su actuación prudente y responsable, además de pedir tiempo para ajustar sus cuentas y conseguir un saldo primario más elevado.

Pero esta no es la primera vez que Italia está a punto de entrar en la senda correctiva de Bruselas por el déficit. Estuvo a punto de entrar en el procedimiento sancionador ya a finales del año pasado cuando el Gobierno quiso elevar el déficit público por encima de los objetivos de Pacto de Estabilidad y la CE rechazó su presupuesto. Tras negociar con Bruselas, Roma aceptó rebajar sus objetivos y evitó la apertura del proceso.

A falta de conocer la decisión definitiva, la bolsa de Milán es la única en rojo durante la sesión europea este miércoles. Cede un 0,7% penalizada sobre todo por la banca, al tiempo que la prima de riesgo sube a los 281 puntos básicos y la rentabilidad del bono a diez años rozaba el 2,81%.

España sale del procedimiento de déficit excesivo

Mejores noticias han recibido hoy las autoridades españolas tras confirmar la CE que, aunque existe un riesgo de que España se desvíe del ajuste fiscal exigido por Bruselas en 2019 y 2020, pone fin a su puesto en el brazo correctivo de la UE, decisión que también deben ratificar los ministros. España terminó el año pasado con un déficit del 2,5%, por encima de lo previsto con Bruselas pero por debajo del mínimo que permite abandonar el procedimiento sancionador.

El Ejecutivo comunitario pide a España nuevas medidas para asegurar que el gasto público primario no crezca por encima del 0,9% del PIB en 2020 y cumpla con el ajuste estructural del 0,65% del PIB el próximo año.

Le recomienda utilizar el actual momento económico para acelerar la reducción de la deuda deuda y medidas par garantizar la sostenibilidad del sistema de pensiones, los ingresos y la reducción de las desigualdades, entre otras.

Noticias relacionadas