Los aciertos y errores del Gobierno en el decreto que incorpora a parados al campo

El Gobierno ha aprobado un Real decreto para que parados y migrantes se puedan incorporar al trabajo en el campo.

Guardar

07/04/2020 17:00

El Gobierno ha aprobado un Real decreto para que parados y migrantes se puedan incorporar al trabajo en el campo. Un sector que necesita entre 75.000 y 80.000 trabajadores para garantizar la producción durante la crisis del coronavirus, según ha explicado el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas. Pero, ¿cuáles son los aciertos y errores de este decreto?

Desde COAG aseguran que se necesitan hasta 120.000 trabajadores para cubrir la demanda. Es decir, unos 40.000 trabajadores más de los que dice el Gobierno.

Escucha la entrevista completa en el siguiente podcast.

El Gobierno ha aprobado un Real decreto para que parados y migrantes se puedan incorporar al trabajo en el campo.

Entrevista a Eduardo López, responsable de relaciones laborales de COAG.

A estos puestos de trabajo podrán acceder parados, trabajadores con subsidio agrario, con prestación por desempleo y extranjeros a los que se les renovará el permiso de trabajo si finaliza antes del 30 de junio. Además, se podrán incorporar jóvenes extranjeros de entre 18 y 21 años.

Aciertos y errores del Gobierno en el real decreto

Eduardo López, responsable de relaciones laborales de COAG, explica que para que el Real Decreto responda a lo acordado entre las organizaciones sociales y el Gobierno, estas personas deberán mantener el cobro de subsidios o prestaciones una vez que acepten trabajar en el campo durante el periodo de recogida de frutas y hortalizas.

"Es mucho mejor que se compatibilice cobrar la prestación con trabajar, es el incentivo y lo hemos pedido así y así lo pretende enfocar el gobierno", señala López. Sin embargo, el ministro Planas no ha detallado si estos trabajadores podrán mantener el cobro de dicha prestación.

El Gobierno ha dicho que aquellos que cobren prestaciones por desempleo podrán trabajar en su localidad o una localidad limítrofe. Sin embargo, desde el sector piden que se flexibilice esta medida debido a que puede haber lugares en los que no haya una mano de obra suficiente. "Hay gente que puede moverse entre 20 y 30 kilómetros de su casa por día sin problema", asegura el responsable de relaciones laborales de COAG.

El decreto aprobado por el Gobierno alza una duda: ¿Podrán trabajar en el campo personas que no tengan experiencia previa en esta labor? Desde COAG aseguran que sí y que será decisión de los empleadores contratar a estas personas que trabajarán de forma temporal.

De todos modos, en COAG consideran que la medida es positiva ya que todos los años llegan los llamados temporeros de otros países europeos y desde Marruecos que este año no podrán desplazarse por la crisis del coronavirus. Por tanto, los migrantes y parados que ya se encuentran en territorio nacional podrán sustituirlos.

Noticias relacionadas