"Brexit": May tiene que pasar el examen del parlamento

Guardar

13/11/2018 16:54

Apenas 3 minutos de declaración ante los medios de Theresa May, en los que la primera ministra británica no ha contestado a preguntas y se ha limitado a decir que es el mejor acuerdo que se podía negociar para el "brexit".

Cuando se anunciaba ese acuerdo técnico del Brexit, llegaban también subidas para la libra. Parece que los negociadores británicos y europeos han superado el principal escollo de disputa: la frontera irlandesa.

Desde las 15:00, Theresa May y sus ministros debaten los términos del acuerdo técnico alcanzado con la Unión Europea. Los detalles de la deliberación del gabinete de May los dará a conocer la primera ministra británica durante la tarde del miércoles en el 10 de Downing Street.

"Hemos propuesto modificar el reglamento sobre visados para permitir que los nacionales del Reino Unido estén exentos de cualquier requisito de visado para estancias cortas en la Unión Europea una vez que la legislación comunitaria deje de aplicarse en el Reino Unido. Pero, por supuesto, esto está totalmente condicionado a que el Reino Unido también haga lo mismo con los nacionales de la Unión Europea de forma recíproca", ha explicado el vicepresidente comunitario, Frans Timmermans.

Anoche May enseñó a sus ministros el texto, de unas 600 páginas, que dirigirá la salida británica de la UE y contempla un periodo de transición de dos años, con la posibilidad de una ampliación. Si los ministros británicos firman el acuerdo, la libra esterlina se verá muy favorecida, tal y como apunta Raúl Álvaro, de iBroker, en este podcast.



Londres está bajo presión para avalar un borrador esta semana si quiere que Bruselas convoque una cumbre extraordinaria a finales de noviembre. Un retraso podría obligar a algunas empresas a comenzar a activar planes de contingencia ante la posibilidad de que una salida sin acuerdo.

Por el momento, el principio de acuerdo técnico se encuentra con la oposición de los laboristas y de miembros importantes del propio partido conservador, entre ellos varios exministros de Theresa May. El que fuera responsable del brexit, David Davis, ha pedido un “no” al acuerdo alcanzado y el exministro de Exteriores, Boris Johnson, ha señalado que es inaceptable y cede la soberanía británica a Bruselas.

El diputado conservador Jacob Rees-Mogg, uno de los euroescépticos más influyentes, ha acusado a May de incumplir sus promesas y anuncia que no tendrá la mayoría para sacar adelante el texto en el parlamento. Por su parte, el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, ha manifestado que ve "improbable" que sea un "buen" acuerdo para el país.

Noticias relacionadas