Alemania se aproxima a la recesión en una zona euro que crece tímidamente

Mientras tanto Francia se estabiliza gracias a un aumento de su actividad manufacturera

Alemania se aproxima a la recesión en una zona euro que crece tímidamente

Mientras tanto Francia se estabiliza gracias a un aumento de su actividad manufacturera

Sara Catalina

TIEMPO DE LECTURA

2 min

22/08/2019 11:10

Esta mañana IHS Markit ha publicado los índices de PMI de la zona euro del mes de agosto. Los datos recogidos entre el 12 y el 21 de agosto, reflejan una la zona euro que se expande de nuevo pero de forma muy débil.

El PMI de la actividad total apenas crece tres décimas respecto a la cifra registrada el pasado julio, alcanzando los 51,8 puntos. También crece el PMI del sector servicios, dos décimas que llega a los 53,4 puntos.

Estos dos crecimientos compensan la caída en el sector manufacturero por séptimo mes consecutivo, que, pese a ofrecer mejores datos en comparación al mes de julio, sigue contraído en Alemania y varios países de la zona euro.

Cae también el optimismo en las perspectivas de futuro crecimiento empresarial para los próximos doce meses como resultado de la desaceleración económica a la que estamos asistiendo, y con ello se lastra la creación de empleo, sobre todo en el sector manufacturero.

Dentro del informe, analizamos con detalle las dos principales economías de la zona: Alemania y Francia.

Alemania

La economía alemana no vislumbra la luz al final del túnel. Los datos del PMI de agosto muestran cómo la actividad económica germana sigue presentando unos resultados por debajo de lo esperado con un crecimiento de la actividad del sector servicios que contrarresta con una disminución en la producción de bienes, en el sector manufacturero.

Estas expectativas a futuro muestran a una Alemania por debajo de la zona de contracción, pero con unos niveles que la aproximan a un periodo de recesión por primera vez desde finales de 2014.

Según IHS Markit el PMI de manufacturas de Alemania subió de 43,1 a 43,6, aunque todavía se queda por debajo del umbral del 50, lo que anticipa un posible futuro escenario de recesión. El de servicios arrastra una caída de apenas una décima, hasta el 54,4, aunque obtiene mejores resultados de lo esperado.

Con una diminución generalizada de la actividad empresarial en la locomotora de Europa se llega a observar cómo la creación de empleo en el país germano sufrió una disminución en el ritmo de creación, la más débil desde agosto de 2014.

El sector servicios es el que presenta un crecimiento más sólido, aunque las cotas registradas muestran una ralentización acuciada desde el mes de enero.

Por su parte, la destrucción de empleo en la industria manufacturera se aceleró hasta suscribir unas cifras que la diminución más rápida en el sector desde julio de 2012.

Francia

La segunda economía más grande de la zona euro se expande durante el mes de agosto tímidamente después de haber estado en desaceleración.

Apenas crece ocho décimas respecto al mes de julio, alcanzando los 52,7 puntos, una lectura positiva si recordamos que a partir de los 50 puntos podemos hablar de expansión.

El mes pasado las cifras reflejaron cómo el crecimiento económico del país galo se frenó en una décima. Sin embargo, si desglosamos los datos conocidos hoy, el PMI de los servicios crece siete décimas hasta los 53,3 puntos, el manufacturero algo más, sube desde los 49,7 hasta los 51 puntos.

El informe señala que la tasa de empleo se ha mantenido invariable desde julio aunque sólida. También destaca que a mediados del tercer trimestre, las empresas privadas están creando empleo con vista a casi tres años. Además, se reaniman las exportaciones tras unos malos datos conocidos durante el segundo trimestre.

Publicidad

Noticias relacionadas