El BAII incorpora a 13 nuevos países y alcanza los 70 miembros

El BAII incorpora a 13 nuevos países y alcanza los 70 miembros

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

23/03/2017 06:55

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructuras (BAII) anuncia la aprobación de la entrada de 13 nuevos miembros en la entidad, cuyo número asciende ya a 70, tras la incorporación de países como Perú, Afganistán y Venezuela.

Perú solicitó formalmente su ingreso en el banco durante la visita a China el pasado septiembre del presidente del país, Pedro Pablo Kuczynski. Se desconoce cuándo lo hizo Venezuela. El BAII fue planteado en 2014 por el presidente chino, Xi Jinping, en un intento del país de ganar presencia en el orden financiero global, dominado por Estados Unidos.

El banco ha anunciado la incorporación de 13 nuevos miembros, que además de Perú, Afganistán y Venezuela, se unen Hong Kong, Armenia, Fiyi, Timor Oriental, Bélgica, Canadá, Etiopía, Hungría, Irlanda y Sudán. España y Brasil también están entre los fundadores de la entidad, aunque aún tienen pendiente la primera cuota de fondos correspondiente.

Los 13 inscritos entrarán oficialmente a formar parte del BAII una vez que hagan su primera aportación de capital, aunque la fecha y cantidad exacta no han sido desveladas por la entidad.

"El interés de unirse al BAII desde todas las partes del mundo demuestra el rápido progreso que hemos hecho en posicionar el banco como una institución internacional", asegura el presidente de la firma financiera, Jin Liqun, a través de un comunicado. 

La participación de los países integrados en el accionariado del banco, dependerá del tamaño de su economía y da más importancia a los miembros asiáticos que al resto. Aunque la entrada de estos 13 miembros cambie este equilibrio, sus economías son pequeñas y lo más seguro es que la pérdida de votos para China (que ahora cuenta con el 27,85%) sea mínima.

En los primeros meses, el BAII financiará proyectos que hayan sido promovidos por otros bancos, como el Banco Asiático de Desarrollo (BAD), liderado por Japón, para luego comenzar con sus propios planes de infraestructura en Asia.

Publicidad

Noticias relacionadas