El Banco de España revisa a la baja previsiones por Cataluña

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

15/12/2017 09:24

El Banco de España revisar sus previsiones para 2017-2020 y señala que Cataluña condicionará la evolución de la economía española durante este periodo.

Tras crecer un 3,1 % este año, el Producto Interior Bruto aumentará un 2,4% en 2018 y un 2,1% tanto en 2019 como en 2020. En comparación con las proyecciones anteriores, el crecimiento del PIB se revisa ligeramente a la baja en 2018 y 2019 (desde el 2,5 % y 2,2 % anteriores, respectivamente). El Banco de España señala que es consecuencia del aumento de la incertidumbre asociada a la situación en Cataluña, cuyos efectos se ven parcialmente compensados por los mercados exteriores, sobre todo los de la zona euro. La expansión del producto seguirá apoyándose en la demanda interna aunque se desacelerará en los próximos años y la contribución de la demanda externa también será positiva.

En cuanto al empleo, prevé que se vaya moderando el elevado ritmo de crecimiento que se ha producido en los últimos años. La tasa de paro se situará a finales de 2020 alrededor del 11%.

Sobre la inflación, el Banco de España prevé que aumente un 2% este año, un 1,5% en 2018 y un 1,4% en 2019 antes de acelerarse hasta el 1,7% en 2020. La inflación general se revisa al alza en 2017 y 2018, por los mayores precios del petróleo, y a la baja en 2019.

La entidad cita en el informe una serie de factores de incertidumbre como las elevadas valoraciones de algunos activos financieros, la capacidad de China para reconducir los desequilibrios de esa economía y las consecuencias del proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea. Pero sobre todo, el Banco de España pone el énfasis en la incertidumbre sobre Cataluña. Su incidencia final dependerá de la magnitud y persistencia de las tensiones. Un alivio de la tensión, como el que se percibe en las últimas semanas, podría conducir a un escenario de mayor crecimiento. Por el contrario, un hipotético rebrote de las tensiones en los próximos meses podría llevar a un impacto más pronunciado sobre las decisiones de gasto de los agentes privados.

El Banco de España también ha informado de que la deuda de las Administraciones Públicas según el Protocolo de Déficit Excesivo, alcanza a finales de septiembre de 2017 un saldo de 1.136 millones de euros, un 2,5% mayor que un año antes. La ratio deuda/PIB se situó en
el 98,7% en el tercer trimestre de 2017, 1,2 puntos porcentuales menos que en septiembre de 2016.

El saldo de la deuda del conjunto de la Administración Central se elevó a 1.000 millones de euros en septiembre de 2017, lo que representa el 86,9% del PIB. Respecto a las Comunidades Autónomas, su saldo de deuda crece hasta los 284 millones de euros en septiembre de 2017, un 24,7% del PIB, con un aumento interanual del 4,3%. La deuda de las Corporaciones Locales se situó en 31 mm de euros en el tercer trimestre de 2017, lo que representa un 2,7% del PIB y supone un 11,9% menos que el saldo registrado un año antes

Noticias relacionadas