BBVA Research confía en que la recuperación económica llegue a los salarios

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

16/01/2018 11:18



BBVA Research mantiene sus previsiones de crecimiento del PIB para 2017 y 2018 en el 3,1% y el 2,5% respectivamente. Además, espera que la recuperación continúe en 2019 (2,3%), y que la mejora de la economía comience a trasladarse a un crecimiento de los salarios.

Así lo indica en su último informe Situación España, presentado hoy por Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico de BBVA Research y Miguel Cardoso, economista jefe de España y Portugal. De cumplirse este escenario, la tasa de paro se situaría en el 13,4% a finales de 2019, lo que implicaría la creación de 860.000 puestos de trabajo a lo largo de los dos próximos años.

El informe de Situación España confirma que, a pesar de la incertidumbre de la política económica, el crecimiento podría haber alcanzado un 0,8% en el último trimestre de 2017. Esta recuperación se explica por el comportamiento positivo del consumo público y privado y por la continuidad en la recuperación del resto de componentes de la demanda. Así, destacan el repunte de la inversión en maquinaria y equipo, el aumento de la inversión residencial al final del año y la recuperación de las exportaciones de bienes frente a las de servicios, que se mantienen débiles debido en parte a la tensión política en Cataluña.

De cara al primer timestre de 2018, BBVA Research prevé una moderación en el crecimiento del PIB, que se situaría en torno al 0,6-0,7% trimestral. Al respecto, BBVA Research sostiene que la incertidumbre sobre la política económica ha disminuido significativamente, pero se mantiene elevada tras marcar un máximo histórico en octubre y su impacto podría continuar haciéndose notar durante la primera mitad del año.

Además, de no disiparse o incluso si aumentase, esta fuente de incertidumbre podría condicionar de forma más significativa las decisiones de los distintos agentes. Con todo, los datos conocidos permiten mantener las perspectivas de crecimiento hacia delante, de manera que el presente año podría finalizar con un avance del 2,5%, que podría dar paso a una moderada desaceleración que situaría el crecimiento en el 2,3% en 2019.

Las estimaciones de BBVA Research sugieren que la tasa de paro podría situarse en torno al 13,4% al final de 2019, lo que implicaría una bajada de más de 3 puntos a lo largo del bienio 2018-2019. El incremento del 4% del salario mínimo interprofesional (SMI) en 2018 apenas condiciona las perspectivas del mercado laboral, dado el reducido porcentaje de trabajadores que lo perciben y la expectativa de que no se transmita al resto de la distribución salarial, pero sí que puede dificultar el acceso al empleo de ciertos colectivos.

No obstante, no se puede descartar un agotamiento de la recuperación del empleo, como consecuencia de restricciones de capacidad en algunos sectores o de falta de mano de obra cualificada. Así, a medida que el desempleo cíclico se absorba, es posible que se observe una ralentización de la recuperación de la ocupación parcialmente compensada por un aumento de los salarios. Lo anterior podría aumentar la desigualdad entre aquellos que tienen un puesto de trabajo y los que no.

Noticias relacionadas