Coronavirus, la carrera por la vacuna más rápida de la historia, ¿quién ganará?

Los países compiten por llegar los primeros a tener una vacuna. Ya hay ensayos que hablan de una vacuna de emergencia en septiembre

Guardar

ETIQUETAS

vacuna

coronavirus

TIEMPO DE LECTURA

3 min

29/04/2020 17:54

Estados Unidos, China, Alemania y Reino Unido son los cuatro países que ya están probando la vacuna en humanos. Los laboratorios aceleran las fases en una carrera por encontrar una vacuna contra el coronavirus; será la investigación por una vacuna más rápida de la historia.

En el momento actual, parece que el más avanzado es el instituto Jenner de la Universidad de Oxford, en Reino Unido.

Por ahora, hay 119 candidatos a la vacuna. Hay una probabilidad media de éxito del 6% de los candidatos, según explica María José Villanueva, ejecutiva en la industria farmacéutica.

¿En qué punto está la posible vacuna?

María José Villanueva, ejecutiva en la industria farmacéutica y vicepresidenta imagen y comunicación en la asociación española de ejecutivas y consejeras, explica en qué punto están las pruebas de la vacuna contra el coronavirus

Hay una probabilidad media de éxito del 6% de los candidatos. La media de desarrollo de las vacunas ha sido de 11 años. Y ahora se espera que para final de año, alguno de los candidatos haya dado resultados positivos con humanos.

El Instituto Jenner (Universidad de Oxford, Reino Unido) espera haber reclutado para finales de mayo a 6.000 candidatos para inocularles la vacuna. Es el primer centro europeo en comenzar a probar en personas su candidata a vacuna, tras resultados exitosos en animales.

En concreto, 6 macacos a los que se les administró esa vacuna no han enfermado, a pesar de estar expuestos al virus, según publica The New York Times.

Por eso los científicos se muestran optimistas en sus previsiones y creen que, con una aprobación de emergencia por parte de los reguladores sanitarios, podrían tener una vacuna en septiembre.

En Alemania, el Instituto Paul Ehrlich (PEI) autorizaba hace unos días la ejecución de pruebas clínicas. La empresa Biontech obtuvo el permiso para comenzar las pruebas en personas voluntarias sanas.

Primero comenzará con 200 adultos sanos, de entre 18 y 55 años. Después, en la segunda fase, inoculará su fórmula en otras 500 personas de grupos de riesgo, voluntarios mayores de 55 años y con alguna enfermedad previa.

China también sigue avanzando. La compañía Sinovac está investigando una vacuna que se basa en un virus inactivado de forma química, con lo que espera activar el sistema inmune.

Ha conseguido ya que uno de los más de 70 candidatos para la vacuna proteja a un animal, concretamente a un macaco, de la infección del coronavirus, según informa Sciencemag.

En Estados Unidos, Pfizer ha confirmado que está acelerando los tiempos para desarrollar una vacuna. Si tiene éxito en las próximas etapas, cree que podría tener una vacuna de emergencia que se podría usar ya a finales de septiembre.

También China afirma que podría tener una vacuna para uso de los trabajadores sanitarios en “situación de emergencia” el próximo septiembre. Lo ha dicho el director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades del país, Gao Fu.

Vacuna para todos, la parte más difícil

La segunda parte, una vez se consiga una vacuna efectiva, sería la más complicada y se trataría de la escalabilidad.

Al enfrentarnos a un virus nuevo, para el cual solo una pequeñísima parte de la población se ha inmunizado, haría falta producir billones de dosis, para tenerla para todo el mundo.

Hacer eso y en el tiempo que lo necesitamos, es algo que por ahora no puede hacer ninguna compañía. Por eso también los expertos confían en que funcionen varios de esos 119 candidatos.

Pero de hecho la OMS (Organización Mundial de la Salud) ya ha alertado contra el riesgo de acaparamiento de una futura vacuna contra el Covid-19.

El director general del organismo, Tedros Adhanom Ghebreyesus, afirmaba que ya se ha visto en el pasado que, cuando se tienen herramientas para luchar contra una enfermedad, no siempre están disponibles para toda la población.

Donald Trump, el presidente estadounidense, ya intentó que un laboratorio alemán desarrollase una vacuna solo para EE.UU.

Noticias relacionadas