Cómo comprar acciones de Amazon con CFDs sin pagar 2.000 dólares

La operativa con CFDs soluciona parte de este dilema, ya que nos permite jugar una estrategia en la compañía sin desembolsar tanto dinero

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

20/02/2020 15:45

Con las acciones de Amazon en niveles de vértigo (superan los 2.100 dólares), nos preguntamos cómo podemos realizar una operación en la compañía sin tener que desembolsar tanto dinero. La operativa con CFDs nos permite hacerlo, pero hay que ser consciente del riesgo que conlleva.

Sara Carbonell, desde CMC Markets, lo explica en este podcast:

Cómo comprar acciones de Amazon con CFDs sin pagar 2.000 dólares

Pongamos un caso práctico para entenderlo mejor. Si la acción de Amazon está por encima de los 2.100 dólares, comprar 5 acciones requeriría un gasto de más de 10.000 dólares.

La operativa con CFDs soluciona parte de este dilema, ya que nos permite jugar una estrategia en la compañía sin desembolsar tanto dinero. Eso es gracias al apalancamiento que tiene este instrumento financiero: nos permite maximizar nuestra exposición al mercado a cambio de una menor cantidad de capital.

En el caso de CMC Markets, la cuantía que se pide es el 20% de la inversión (el 20% de los 2.100 dólares de Amazon). De modo que, con un depósito de algo más de 2.000 dólares, podríamos acceder a esa operativa de 5 acciones por 10.000 dólares.

Puedes perder más de lo depositado

Sin embargo, ese apalancamiento, que ofrece la ventaja de desembolsar menos dinero para operar en bolsa, tiene un riesgo: puedes perder más de lo depositado. "Por eso es importante saber gestionarlo y poner órdenes stop para perder lo que queramos y no más", advierte Sara Carbonell, desde CMC Markets.

Aquí es importante conocer que si ponemos un stop, tenemos que establecerlo sobre el subyacente. Es decir, que si hemos entrado a 2.180 dólares por cada acción de Amazon, "podemos poner el stop en 2.000 y ésa es la referencia que debemos tener", explica Carbonell.

¿Dónde está el límite de la pérdida? Aunque antes las pérdidas podían ser muy elevadas, ahora el inversor no puede perder más del saldo que tiene en cuenta. Es decir, que si tenemos 5.000 euros de saldo y hemos invertido algo más de 2.000 en Amazon, la cuantía máxima que podemos perder son esos 5.000 euros de saldo.

Noticias relacionadas