Cuba: así es una economía secuestrada por el comunismo...

Accedemos a documentos privados de la Cámara de Comercio para descubrir la realidad económica de la isla caribeña

Guardar

26/07/2021 13:42

“Más se perdió en Cuba” decimos españoles y cubanos para rememorar con nostalgia aquello que echamos en falta. Una expresión compartida y heredada de un tiempo donde la isla caribeña fue la colonia más preciada del reino ibérico. La intrusión de EE. UU en la guerra acabó con más de 400 años de hermandad, pero fue incapaz de desligar los lazos comerciales que todavía hoy perduran entre dos viejas amigas.

Por esta razón, somos incapaces de mirar hacia otro lado mientras la isla atraviesa sus peores días. Una tierra enemistada con la nación más poderosa del mundo. Cuyo principal socio comercial, Venezuela, lleva más de un lustro en caída libre. Y la pandemia impide la llegada de remesas y cierra las puertas al turismo, dos de sus fuentes de divisas más valiosas. Y a todo esto, se suma la imposibilidad de acudir a los mercados financieros para amortiguar el golpe. Pero esto es solo lo que nos cuentan sobre Cuba...

A través de las páginas del informe de la Cámara de Comercio descubrimos la otra cara de la realidad económica del país.

La realidad socio-económica cubana

El modelo cubano presenta un sistema intervencionista sin equivalentes. Incluso China o Vietnam cedieron ante la autoridad del capitalismo abriendo sus mercados en los 70 y 90 respectivamente. En la más occidental de la Antillas Mayores, todavía sobreviven las cenizas del régimen castrista que tomó el poder en 1959 y durante 30 años bebió de las ayudas económicas de la Unión Soviética.

Consecuencia de la sombra totalitaria, miles de personas fueron exiliadas del país, asentando nuevas poblaciones cubanas en todas las latitudes. Eso explica que haya 1.4 millones de personas cubanas en EE.UU y casi 165.00 residiendo en España. De hecho, actualmente, bajo la presidencia de Miguel Díaz- Canel, las remesas siguen constituyendo la principal fuente de divisas de la isla. Situada estratégicamente en la entrada del Golfo de México, acoge a 11 millones de compatriotas, dedicados mayoritariamente al sector servicios.

Tal y como desvela el informe de la Oficina Económica y Comercial de España en La Habana "la exportación de servicios médicos y el turismo representan el 75% del PIB, y el motor de la industria aporta otro 21%” . En total, según los últimos registros del Banco Mundial, su PIB ascendía los 85.000 millones de euros en 2017, apenas el 7% del PIB en España.

A su favor, en base al PNUD, Cuba disfruta de un nivel de desarollo humano "alto", superando países emergentes de mayor tamaño como México, Brasil, China o Sudáfrica. El resultado no es baladí, ya que se fundamenta por ejemplo en la elevada esperanza de vida de la población: 79.9 años, por encima de EE.UU.

44201344470_8a86b63583_b
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, viajó a Cuba en noviembre de 2018

¿Cómo son las relaciones comerciales con España?

Es preciso adelantar que "entre Cuba y España no existe ningún acuerdo de cooperación económico-financiera, como sí hay firmados con otros países iberoamericanos". No obstante, "Cuba ocupa el puesto 49 de clientes mundiales de la exportación española y el sexto en Latinoamérica, tras México, Brasil, Chile, Colombia y Argentina", revela el estudio. No en vano, España es el principal proveedor de Cuba, por detrás de Venezuela y China, y la UE lidera la lista de inversores cubana.

Los flujos comerciales se han intensificado en los últimos años, alcanzando el récord histórico de ventas españolas a la isla entre 2010 y 2018, cuando aumentaron las exportaciones hasta los 971 millones. En el último año registrado (2020) las transacciones han disminuido un 35%, pero siguen estando muy diversificadas. "Da cobertura a una amplia gama de productos, desde bienes de equipo hasta productos de consumo y alimentos, fundamentalmente elaborados", revela el informe.

¿Se puede invertir en un país dirigido por una dictadura?

La Cámara de Comercio enumera algunas claves a tener en consideración:

-De acuerdo con el marco jurídico establecido por la Ley 118, el cubano residente en el exterior puede invertir en Cuba,

- Ubicación geográfica situada a tan solo 150 km de Estados Unidos.

- La tasa de desempleo en 2019 fue del 1,3%, lo que cristaliza un mercado laboral muy dinámico

- Mano de obra cualificada, sobre todo, en los sectores primario y terciario

- Leyes y resoluciones, como la Ley de Inversiones, que ofrecen seguridad y transparencia a los inversionistas

-Este 2021 el régimen ha anunciado para la inversión extranjera una cartera de 503 oportunidades, por un importe de 12.000 millones de dólares, incluyendo posiciones en minería, energía y pequeños emprendimientos.

- El sector privado presume de mayor atracción : transporte, restaurantes y bares, comercio artesano al turismo

-En contra, cabe advertir "el laberinto burcrático". La administración "es lenta y puede haber retrasosal momento de repatriarlos beneficios obtenidos a las casas matrices", dicen los grandes inversores.

Por todo lo anterior, Cuba puede ser un enclave de inversión muy interesante. Así lo avalan las 285 empresas españolas que operan actualmente en el país sudamericano. En su mayoría, empresas mixtas y sucursales con gran presencia en el sector del turismo y de servicios. La empresa Meliá es la compañía hotelera con más presencia en la isla. En palabras del informe de la Cámara de Comercio "una posible inversión segura y con respaldo jurídico", a pesar de lo que ya saben...

Noticias relacionadas