La Fed y el BCE cuestionados: "El coronavirus refleja la ineptitud de los bancos centrales"

Para los expertos las autoridades monetarias intentan luchar con inyecciones de liquidez un problema que no es financiero

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

30/03/2020 18:05

Los bancos centrales como la Fed y el BCE intentan poner todos sus esfuerzos para paliar el impacto económico de la crisis del coronavirus. Sin embargo, no parecen ser los acertados. Y es que para los expertos, las autoridades monetarias intentan luchar con inyecciones de liquidez un problema que no es financiero, sino que responde a un shock de oferta y demanda.

Carlos Ladero, director comercial de GPM International e Israel, conocido como Canal Alcista, coinciden en que los bancos centrales buscan solucionar una crisis sin precedentes con medidas tradicionales.


Escucha la tertulia completa en el siguiente podcast.

Tertulia_bancos_3003

"Esta crisis está reflejando la ineptitud de los líderes de los bancos centrales, que son incapaces de formular medidas innovadoras", señala Israel. Desde su punto de vista, las empresas necesitan tiempo y para ello se deberían crear medidas fiscales, no monetarias.

Para Ladero, esta situación se ve agravada en Europa porque las naciones no se ponen de acuerdo en brindar una respuesta.

¿Y si el confinamiento se extiende? "El 2020 será un año perdido".

Según ambos expertos, el mercado no está descontando un confinamiento de la población más allá del mes de abril. Sin embargo, esta es una posibilidad debido al gran número de casos positivos que ya se registran en algunos países como Estados Unidos y España.

"Si el confinamiento toca el mes de junio, el 2020 será un año perdido en términos financieros y el mercado no lo está descontando", comenta Israel.

Según Ladero, hay que poner el foco de atención en Estados Unidos. Es decir, si las medidas que ha anunciado el Gobierno funcionan o tendrán que acudir a un parón total de la economía para frenar la expansión del virus como han hecho gran parte de los países europeos. "Si no funciona en EEUU, seguramente veamos un S&P 500 muy por debajo de los 2.000 puntos", concluye.

Noticias relacionadas