Credit Suisse Gestión: “La guerra comercial marcará el rumbo de los bancos centrales”

Guardar

20/06/2019 09:12

La entrevista Capital con Credit Suisse y la Gran Tertulia de la Economía

Sobre la decisión de la FED y la renta fija hemos hablado con Gregorio Oyaga, director de renta fija de Credit Suisse Gestión. En la tertulia han participado Gonzalo Garnica, consultor empresarial y editor; Carmen Morales, profesora del IE Business School y Francisco Navarro, vicedecano del Instituto de Empresa.

La guerra comercial marcará el rumbo de los bancos centrales en los próximos meses. Tras la última reunión de la Reserva Federal de Estados Unidos, Gregorio Oyaga, director de renta fija de Credit Suisse Gestión, espera para julio la primera bajada de los tipos de interés. El mercado descuenta 3 bajadas en total en lo que resta de año y “la mitad de miembros de la FED descuenta dos”.

El giro en la política monetaria de Jerome Powell ha motivado la subida en el precio de los bonos y la fuerte caída de las rentabilidades, llevando al bono a diez años americano por debajo del 2%. “Lo que decidirá el comportamiento de los bancos centrales es la guerra comercial y la guerra mundial de divisas que vivimos desde 2008”, advierte el experto.

En Europa, Oyaga descarta un nuevo paquete de compra de activos por el momento, “tendría que ser con deterioros mayores en la macro”. Pero sí cree que podríamos ver un recorte del 0,10% en los tipos y, en ese caso, tendría que venir acompañado del “tiering”.

“A los bancos les cuesta dinero dejar parado el dinero un 0,4%. El tiering seria fijar una cantidad de dinero por la cual no te cobran en el BCE. Favorecería a la banca, permitiría bajar los tipos y sería un gesto político puesto que hasta ahora la mayoría de las medidas favorecen a la banca periférica y el tiering favorecería a la banca de los países centrales que es la que más dinero deja dirimiendo en el BCE”, explica.

Pero todo hay que enmarcarlo en la guerra de divisas mundial, donde según Oyaga “una apreciación del euro en una economía exportadora como la europea hace sale perjudicada” y cita el nivel de 1,15 en el euro-dólar como una barrera importante a vigilar. En este contexto también se ven perjudicadas las economías emergentes.

Noticias relacionadas