CyC reduce el crecimiento de Indonesia por la pandemia del coronavirus

Crédito y Caución revisa al 3,3% las previsiones de crecimiento del PIB de Indonesia para 2021 tras el incremento considerable de los casos de coronavirus

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

3 min

16/09/2021 11:45

Pavel Gómez del Castillo, Responsable Comunicación de Crédito y Caución, CyC, presenta el último informe en el que se reduce al 3,3% las previsiones de crecimiento de Indonesia para 2021 desde el 4,7% de su anterior estimación de marzo. Una rebaja que se debe al incremento considerable de los casos de la pandemia de coronavirus.

Explica que la variante Delta ha atacado más que en otras zonas del mundo a la población. También las bajas tasas de vacunación ha provocado ese efecto en varias economías de Asia y, sobre todo, en Indonesia.

Alerta de que las restricciones han afectado mucho al consumo privado que subirá un 1,7%, menos de lo esperado. Las exportaciones subirán más de un 19% pero a pesar de eso el PIB no subirá tanto como lo esperado.

De cara a 2022 si la vacunación avanza, el país podría llegar a tasas de crecimiento del 7%. Alerta de que esa ralentización en 2021 eleva el riesgo de impago en determinados sectores como la minería.

Escucha todas las claves que nos ofrece Pavel Gómez del Castillo, Responsable Comunicación de Crédito y Caución

El PIB de Indonesia se reduce por la pandemia

Pavel Gómez del Castillo, Responsable Comunicación de Crédito y Caución, presenta su último informe en el que se revisa al 3,3% las previsiones de crecimiento de Indonesia para 2021.

El informe al completo

En los últimos meses los casos de coronavirus han aumentado considerablemente en Indonesia, que experimenta una de las tasas más elevadas del sudeste asiático. Desde julio de 2021 el país ha impuesto medidas de confinamiento más restrictivas. El despliegue de las vacunas ha sido lento hasta el momento, con sólo un 13% de la población totalmente vacunada a finales de agosto.

Por este contexto, las actuales perspectivas económicas de Indonesia son moderadas. En el último informe sobre el país difundido por Crédito y Caución, la aseguradora de crédito revisa a la baja las previsiones de crecimiento del PIB para 2021 hasta el 3,3%, desde el 4,7% de marzo.

Se prevé que el consumo privado y la inversión, principales motores del crecimiento antes de la pandemia, aumenten un 1,6% y un 6% interanual, respectivamente. Las exportaciones indonesias repuntarán un 19%, ayudadas por la fuerte demanda mundial de materias primas. En 2022, Crédito y Caución prevé que el crecimiento económico de Indonesia se acelere hasta casi el 7%, siempre y cuando se contenga la pandemia y se apliquen eficazmente las vacunas.

El Banco Central de Indonesia bajó su tipo de interés de referencia en 150 puntos básicos en total desde el inicio de la pandemia, hasta el 3,5%. Se prevé que el tipo de interés de referencia siga siendo bajo en un contexto de baja presión inflacionaria. Indonesia ha eliminado el límite constitucional de déficit presupuestario del 3% del PIB para el periodo 2020-2022 y ha asignado medidas de estímulo por valor de 49.500 millones de dólares en 2020.

A principios de 2021, la Administración anunció un apoyo fiscal adicional de 43.000 millones de dólares. Hasta ahora, las principales medidas de apoyo a la economía han sido el aumento del gasto en sanidad, las medidas de protección social, los recortes del impuesto de sociedades, la reestructuración del crédito, los préstamos especiales a las pymes, la entrega de dinero en efectivo a los trabajadores del sector informal y la ampliación de los proyectos del sector público.

Estiman que la deuda pública de Indonesia alcance el 50% del PIB en 2021, lejos del 35% de 2019. No obstante, las finanzas públicas de Indonesia siguen siendo manejables. El país se propone oficialmente reducir el déficit por debajo del 3% del PIB en 2023, para cumplir el límite de déficit presupuestario.

Indonesia sigue siendo estructuralmente vulnerable a las turbulencias del mercado financiero mundial. Los inversores extranjeros poseen más del 30% de la deuda pública de Indonesia, una proporción mayor que la de sus pares regionales, lo que hace que los activos financieros del país sean muy susceptibles a las salidas de capital. Además, como los inversores extranjeros poseen alrededor de un tercio de la financiación de la deuda corporativa, los riesgos de refinanciación siguen siendo elevados.

Noticias relacionadas