La economía española se ahogará en un pozo profundo este 2020 a consecuencia de la pandemia de la Covid-19. El PIB se hundirá un 8% y el paro se irá por encima del 20%, según las previsiones del FMI.

Un escenario preocupante al que se le ha de añadir otro agujero más, las cuentas públicas. El FMI en su informe Fiscal Monitor hecho público hoy apunta que el déficit de España será del 9,5% en 2020 y del 6,7% para 2021.

Unas cifras lejanas del 2,6% marcado, según el FMI, en 2019 y que le permitió a España abandonar el exhaustivo procedimiento de déficit excesivo implantado por la Unión Europea.

El pasado mes de marzo, el Ejecutivo comunitario activó por primera vez en su historia la «cláusula de salvaguarda», que permite a los países europeos no cumplir los objetivos de déficit y deuda que les exige el Pacto de Estabilidad y Crecimiento ante un choque económico severo.

«Esto es nuevo y no lo habíamos hecho nunca», anunciaba la presidenta de la Comisión Europea en un vídeo colgado en Twitter.

Deficit España FMI
Capital Radio-FMI

Por su parte, el porcentaje de deuda española sobre el PIB llegará hasta el 113,4% a finales de este año, según las previsiones del FMI en su informe Fiscal Monitor.

Fiscal Monitor FMI

Crisis global

No obstante, como aseguró ayer el FMI en las proyecciones económicas, estamos “ante una crisis nunca antes vista” y afecta a todo el planeta. El déficit de Estados Unidos se disparará hasta el 15,4% y el de China hasta el 11,2%.

En Europa, todas las cifras crecen. Alemania (5,5%), Francia (9,2%), Italia (8,3%). España cerrará 2020 con el mayor déficit de la zona euro y le costará volver a la senda del 3% unos cuantos años.

En 2021, solo Alemania (1,2%), Irlanda (0,8), Holanda (2,1%), Austria (1,6%) y Portugal (1,9%) estarán por debajo de esa barrera del 3%.