Descalabro sin precedentes del sector servicios español

El PMI del sector servicios se desploma a 23 puntos, lo que supone casi 30 puntos menos que los 52 que se registraban en el mes de febrero.

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

3 min

03/04/2020 14:46

La economía del sector servicios de España ha recortado terreno sin precedentes con respecto a la actividad y los nuevos pedidos en marzo. Se hace notar que muchas empresas se vieron obligadas a cerrar temporalmente, frente a la pandemia de COVID-19 y las medidas del gobierno decretadas para controlar la pandemia. Es un descalabro sin precedentes para este sector español.

Ante la disminución de la actividad y la incertidumbre sobre el futuro, muchas empresas recortaron los gastos operativos, incluso teniendo que despedir a sus trabajadores.

El Índice de Actividad Comercial se ha desplomado hasta los 23 puntos, desde los 52,1 de febrero, por debajo del nivel de 50 que marca el límite entre crecimiento y contracción. Es la mayor caída en los 20 años que se lleva realizando el estudio.

Unos datos que ha analizado en Capital Radio Joaquín Robles, analista de XTB. "En las próximas semanas vendrá lo peor", explica. Escúchalo en el siguiente podcast:

Joaquín Robles, analista de XTB

Analizamos los últimos datos macroeconómicos. El PMI de servicios se desploma en marzo en España.

El sector de Hoteles y Restaurantes estuvo especialmente afectado, ya que la actividad y las ventas fueron considerablemente más bajas en línea con los cierres generalizados decretados para controlar el brote de COVID-19.

Solo las empresas de Intermediación Financiera registraron un leve incremento de la actividad, y el resto de las categorías registraron contracciones sustanciales.

Ante esta situación, los mercados siguen atentos al precio del petróleo, que podría dar un respiro. Pero los datos macroecnónomicos no acompañan y se espera un empeoramiento en próximas semanas.

Lo explicaba Sergio Ávila, analista de IG, en Capital Radio. "La situación va a durar más de lo que inicialmente se podía esperar". Escúchalo en el siguiente podcast:

Sergio Ávila, analista de IG

El PMI de servicios se desploma en marzo en España y en el conjunto de la zona euro, por el parón causado por la crisis del coronavirus.

Ante la disminución de la actividad y de los nuevos pedidos, nunca vista hasta ahora, las empresas del sector servicios español se muestran más preocupadas por el futuro.

La confianza con respecto a los próximos doce meses cayó bruscamente a un nivel nunca observado en la historia del estudio.

Preocupa a las compañías el impacto a largo plazo que la pandemia de COVID-19 pueda tener en la actividad, la inversión y el empleo en los próximos doce meses. Por ello muchas empresas optaron por reducir sus plantillas en marzo.

El sector privado sufre una caída considerable de la actividad en marzo

En marzo se puso fin a un período de casi seis años y medio de crecimiento continuado del sector privado español, por esta pandemia ocasionada por el coronavirus, que ha causado una caída de la actividad sin precedentes.

Tras contabilizar los factores estacionales, el Índice Compuesto de Actividad Total se ha reducido hasta una lectura mínima de 26,7 puntos en marzo, desde los 51,8 previos.

La mayor caída se ha registrado en el sector servicios, donde la actividad comercial cayó al ritmo más fuerte en más de 20 años de recopilación de datos. Los fabricantes también registraron un marcado descenso de la producción, el más fuerte observado desde mediados de 2012.

Los últimos datos mostraron una caída récord de los nuevos pedidos en su conjunto, cuya contracción estuvo de nuevo encabezada por las empresas del sector servicios.

De cara a los próximos doce meses, la perspectiva empresarial alcanzó su mínima récord tanto en el sector manufacturero como en el sector servicios, a medida que aumenta la incertidumbre sobre los impactos a largo plazo de la pandemia.

Tal preocupación condujo a pérdidas de empleo en algunas empresas, y la tasa de contracción fue la más marcada desde marzo de 2009. Por último, por primera vez en más de cinco años, los precios medios pagados disminuyeron ligeramente en marzo.

La deflación estuvo impulsada por la caída de los costes en el sector manufacturero. Los precios cobrados en su conjunto se redujeron a la tasa más fuerte de casi siete años.

hotel.jpg

Noticias relacionadas