El Banco de España prevé una tasa de paro por debajo del 20% en 2016

Guardar

18/08/2015 08:50

El paro podría bajar hasta el 20% al final de 2016 si se mantiene la evolución de los últimos 18 meses. El riesgo del estancamiento de los precios se ha reducido y podría cerrar el año en el 1%, influidos por los precios del crudo, pero también por el crecimiento de la inflación subyacente. Son algunos de los mensajes del Gobernador del Banco de España, Luis María Linde, en la Comisión de Presupuestos, quien da su visto bueno a los PGE2016. El Ejecutivo estima que el PIB crecerá un 3,3% este año y un 3% el que viene; con una recuperación de la inflación en torno al 1,1%.

Advierte sobre la complejidad del rescate a Grecia, pero cree que su puesta en marcha reforzará el conjunto de la eurozona, favorecida por los estímulos del BCE.

"La economía española habría crecido un 1% en el segundo trimestre de este año. Este ritmo de crecimiento pone de relieve el dinamismo que ha adquirido la actual fase de recuperación, iniciada hace dos años. Los indicadores recientes sugieren que se mantendrá la trayectoria expansiva en la segunda mitad de este año. Según las últimas estimaciones del Banco de España, el PIB crecería este año ligeramente por encima del 3% y algo por debajo de esta cifra en 2016; lo que supone que se mantiene un crecimiento de nuestra economía superior al promedio del área del euro" explica Linde.

A pesar del optimismo, Linde también alerta que la crisis todavía no ha terminado. Entre los pendientes, destaca la deuda y la consolidación fiscal. El Gobernador del Banco de España ha declarado: "Vivimos una situación bastante excepcional; en la que con un crecimiento del producto y del empleo por encima del 3%, la economía española mantiene sus ganancias de competitividad, nuestras exportaciones siguen ganando cuota de mercado y mantenemos un sustancial superávit con el exterior. Esta combinación, que se ha dado sólo en periodos muy cortos de nuestra historia económica de las últimas décadas, no garantiza, obviamente, por si misma su continuidad, ni significa tampoco que España haya logrado superar suficientemente las consecuencias de la crisis iniciada en 2007".

Noticias relacionadas