El BOJ mantiene su política monetaria: tipos negativos

Cae el paro y baja la producción industrial en Japón

Guardar

TIEMPO DE LECTURA

1 min

30/07/2019 08:05

El Banco de Japón (BOJ) ha decidido mantener sin cambios sus tasas de interés y, además, continúa con su programa de estímulos monetarios "por tanto tiempo como sea necesario", con el objetivo de alcanzar una inflación del 2%.

Asimismo, seguirá con sus compras de bonos del Gobierno para que el rendimiento de los que tienen un plazo de 10 años se mantenga en torno al 0%.

Esas compras se harán "de una manera flexible" para que la cantidad remanente se incremente a un ritmo anual de 80 billones de yenes (660.000 millones de euros).

Esas medidas de estímulo monetario "buscan conseguir una estabilidad de los precios del 2%", y seguirán "tanto tiempo como sea necesario para mantener ese objetivo de una manera estable", dice el comunicado.

El índice de precios al consumo (IPC) subió en Japón un 0,6% en junio pasado, y 2018 lo cerró con una inflación del 0,9%, lejos de la meta del 2% que se ha fijado el BoJ.

El instituto emisor confirma que mantendrá estos niveles "extremadamente bajos" en las tasas de interés "por lo menos hasta la primavera del 2020", teniendo en cuenta las "incertidumbres" en las economías globales.

También considera la intención del Gobierno de Japón de elevar el IVA desde el 8 al 10 % a partir de octubre próximo.

Cae el paro

El índice del desempleo en Japón llegó en junio pasado al 2,3% de la fuerza laboral, una décima menos que el nivel registrado en mayo, según los datos publicados hoy por el Gobierno nipón.

El número de desempleados en el país fue de 1,62 millones en junio pasado, con una reducción de 60.000 personas o del 3,6% interanual, de acuerdo con las cifras del Ministerio del Interior y Comunicaciones de Japón.

Por su parte, la producción industrial en Japón bajó un 3,6% en junio pasado respecto al mes anterior, informó hoy el Ministerio de Economía, Comercio e Industria. En comparación con junio de 2018, el indicador bajó un 4,1 %, según los datos oficiales.

Los sectores que contribuyeron más al descenso de la producción industrial fueron los de la fabricación de vehículos, la maquinaria en general y la maquinaria eléctrica.

Noticias relacionadas