Esta es la cantidad que España pierde en impuestos por culpa de Holanda

Muchos expertos alertan de que el proyecto europeo se resquebraja, porque los países "ricos" no quieren ayudar a los países del sur

Guardar

03/05/2020 00:13

Según investigaciones de la plataforma Tax Justice Network, el sistema fiscal de Holanda y Luxemburgo permite que el resto de países de la Unión Europea dejen de percibir hasta 20.000 millones de euros en impuestos. En caso de España, la cantidad que pierde nuestro país por culpa de sus sistemas tributarios es 2.500 millones.

Tax Justice Network es una red independiente, formada por investigadores y activistas, que persigue precisamente la evasión de impuestos y este tipo de prácticas que permiten a algunos países actuar como paraísos fiscales.

En el caso de Holanda y Luxemburgo, las autoridades europeas no los consideran un paraíso fiscal, pero algunas ONG sí los incluyen en esta denominación.

Curiosamente, el informe que ha llevado a cabo Tax Justice recoge que los países a los que más les afecta este sistema fiscal de Holanda son a su vez los más impactados por el Covid-19.

La plataforma explica que han analizado los datos de las compañías estadounidenses con presencia en Europa y dónde han declarado impuestos en 2016 y 2017.

Es sabido que grandes firmas de EEUU (en especial tecnológicas, de ahí la famosa tasa Google o GAFA) no pagan impuestos en los países donde generaron sus ingresos. Declaran sus ganancias en otros países del bloque que les permiten condiciones más ventajosas. Esto es Luxemburgo y Holanda.

Según el informe, en 2017 estas compañías de Estados Unidos declararon en Holanda 44.000 millones de dólares, porque pagan menos del 5% en tasas.

Esto supuso pérdidas fiscales para Francia de 2.700 millones, de 1.500 millones en el caso de Italia. Otros 1.500 menos para Alemania y en el caso de España dejamos de ingresar 1.000 millones de dólares.

Según los cálculos de Tax Justice, entre lo que se va a los Países Bajos y a Luxemburgo, nuestro país deja de ingresar unos 2.500 millones. Peor le va a Italia, porque se evaporan 4.000 millones de sus arcas. En el caso de Francia, la pérdida es de 7.000 millones.

Volvamos con Holanda. Para Tax Justice, su modelo es altamente ineficiente. Si bien su sistema cuesta a los países de la UE hasta 10.000 millones de dólares en impuestos corporativos al año, ellos solo recaudan 2.200 millones por lo mismo. Es decir, por cada dólar que ellos recaudan, la Unión Europea pierde 4 dólares.

Su posición en el Eurogrupo: declaraciones contra el sur de Europa

El ministro de Finanzas holandés, Wopke Hoekstra destapó la caja de los truenos al acusar a algunos países de no haber ahorrado lo suficiente y ahora venir a pedir ayuda a Europa.

También pidió que que la UE investigara por qué España o Italia no tenían una situación fiscal los suficientemente holgada para hacer frente a esta crisis.

Una de las respuestas más contundentes fue la del primer ministro de Portugal, António Costa, quien tachó su actitud de "mezquina" y "repugnante". Le recordó además que ni España ni Italia han causado esta pandemia.

No es la primera vez que Holanda se refiere en estso términos a nuestro país. Ya en 2008, el por entonces primer ministro Jeroen Dijsselbloem, dijo que había países gastando el dinero en "mujeres y alcohol" y luego acudían a la UE en busca de ayuda.

Por si el enfado no fuera ya suficiente, Mark Rutte, Primer Ministro del país, ha sido grabado haciendo unas declaraciones muy poco amigables hacia las naciones del sur.

Un obrero le aconseja no dar dinero a España e Italia, a lo que Rutte, entre risas, responde varias veces que no lo hará y que tendrá en cuenta su consejo.

Mark Rutte, primer ministro holandés
Mark Rutte, primer ministro holandés

Una injusta imagen de fiesta y despilfarro que se expande en Europa sobre los países del sur, en este caso sobre España e Italia. Ya sucedió en la crisis financiera de 2008 y algunas regiones ya se sintieron insultadas.

Ahora, en esta nueva crisis, que amenza con ser más profunda que la anterior, vuelven esos fantasmas. Quizás en esta ocasión terminen por romper el proyecto europeo, que tan frágil ha demostrado ser.

Noticias relacionadas