El director Académico del Foro de la Economía del Agua, Estanislao Arana, pide medidas estructurales para solucionar el problema de la sequía en España. En Capital Radio reclama que no haya un uso partidista del agua. Por eso espera que las administraciones busquen una solución estructural y eso implica anticiparse a los periodos de sequía.

Compara la situación de la sequía con los incendios. "Los incendios se apagan en invierno, igual sucede con la sequía, los problemas hay que solucionarnos no en una situación como la actual de alarma sino con más tiempo y antelación, con recursos suficientes". Tenemos un estado con los suficientes recursos para prever. "Ahora hay que tomar medidas de emergencia", asegura Arana.

Apuesta por profundizar en medidas para tener una mayor seguridad hídrica. Son " tres medidas estructurales que hay que empezar a acometer cuanto antes"

  • La reutilización del agua, "somos pioneros pero queda mucho por hacer", sobre todo para agricultura e industria.
  • La mejora de las infraestructuras hídricas en cuanto al abastecimiento a los ciudadanos se refiere. "Son muy antiguas, más de 40 años en muchos casos, con fugas y necesitan una reinversión".
  • La desalación de agua. Hasta ahora no se ha utilizado suficientemente porque la gran necesidad de energía la hacía muy cara, pero con las renovables se puede hacer perfectamente.
Las medidas del Foro de la Economía del Agua

Estanislao Arana, director académico del Foro de la Economía del Agua, propone medidas para intentar acabar con la falta de agua en España.

Más medidas

Esas medidas son a más largo plazo. En menos tiempo Estanislao Arana, reconoce que es difícil, porque "nada de las cosas importantes son inmediatas". "Estamos mal acostumbrados a vivir en España a golpe de elecciones y eso casa mal con las infraestructuras tan importantes como es el agua". "Hay que dejar el lado partidista para tomar medidas estructurales", apunta Arana.

Así propone el director académico del Foro de la Economía del Agua, "la reducción de volúmenes destinados a determinados usos para garantizar el primero que es el uso humano, el abastecimiento domiciliario".

Señala Arana que la medida más importante es "la concienciación del valor del agua y, a veces, desgraciadamente tiene que ver con el precio". "Hay una directiva europea que pide que se ponga el verdadero valor del agua pero no se está llevando a cabo", señala el responsable de estudios de este Foro.

Advierte de la cantidad que se pierde por las fugas en las ciudades por "las infraestructuras viejas que necesitan renovarse, hay que hacerlo ya, es imprescindible". También pide incorporar la digitalización y las nuevas tecnologías a la gestión del agua.