El frío extremo congela la autonomía de los coches eléctricos

El frío extremo congela la autonomía de los coches eléctricos

Luis Blanco

TIEMPO DE LECTURA

1 min

07/02/2019 13:52

El frío te puede jugar una mala pasada si conduces un coche eléctrico. Las bajas temperaturas que han sufrido los estadounidenses en las últimas semanas han tenido también efectos adversos en los automovilistas que conducen ese tipo de vehículos. Y es que muchos han notado cómo la autonomía de la batería se acortaba de forma considerable. La distancia que podían recorrer con la misma carga de batería es mucho menor.

La Asociación Automovilística Americana (AAA) lo ha confirmado. Cuando el termómetro marca menos de 6 grados bajo cero, y se usa la calefacción para calentar el interior del vehículo, la autonomía de la batería desciende un 41% de media. Es decir, que por cada 160 kilómetros (100 millas) que se conducen en una ruta urbana combinada con autopista en condiciones normales con una batería, a esas temperaturas el coche sólo recorrería 94 kilómetros antes de agotar su energía.

Si las temperaturas son aún más bajas, como ha ocurrido en muchos lugares de EEUU en las últimas semanas, la AAA recomienda estar atentos a la reducción de la autonomía y recargar los vehículos más a menudo para minimizar las posibilidades de quedarse tirado en plena carretera.

Pero el frío no es el único factor que puede afectar al alcance de las baterías. La Asociación ha detectado también que cuando la temperatura externa se eleva hasta los 35 grados centígrados, y se usa el aire acondicionado en el interior del vehículo, el número de kilómetros que se puede recorrer con una carga de batería se reduce en un 17%.

Pero, ¿cuál es el motivo de ese impacto en el rendimiento del vehículo? Según la AAA, las temperaturas extremas afectan directamente a la batería, pero el uso de los sistemas de climatización dentro del coche, sobre todo la calefacción, tiene la mayor parte de la culpa.

Así, en temperaturas de 6 grados bajo cero, sin encender la calefacción, la autonomía de la batería se reduce en un 12%. En temperaturas de más de 35 grados, sin usar el aire acondicionado, cae  un 4%.

Mayor coste

Además, si hay que cargar más veces el vehículo, los costes del mismo se incrementarán. Por ejemplo, la Asociación ha confirmado que el uso de la calefacción cuando hay temperaturas de menos de 6 grados bajo cero eleva 25 dólares los costes por cada 1.600 kilómetros con respecto a temperaturas de unos 23 grados centígrados.

La AAA probó cinco vehículos eléctricos diferentes con una autonomía de 160 kilómetros, en colaboración con el Club Automovilístico del Sur de California.

Teniendo en cuenta los resultados, la Asociación hace las siguientes recomendaciones a los automovilistas:

-Calentar o enfriar el interior del vehículo mientras esté enchufado cargando. Reducirá la demanda de batería para regular la temperatura de la cabina mientras estamos conduciendo.

-Aparcar el coche dentro de un garaje para estabilizar la temperatura interior.
Publicidad

Noticias relacionadas