Un tercio de los ganadores de la lotería acaba en bancarrota

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

1 min

22/12/2016 08:15

El Gordo de Navidad repartirá, hoy 22 de diciembre, 400.000 euros por décimo premiado, una cifra que, si se utilizara para liquidar las deudas pendientes, permitiría un ahorro de 33.267 euros de intereses en una familia, según un análisis de www.kelisto.es, la web del ahorro.

Estefanía González, portavoz de Finanzas Personales de Kelisto, destaca que “el 70% de las personas que reciben unos ingresos elevados inesperadamente lo pierden en pocos años y un tercio de los ganadores de premios de la lotería terminan en bancarrota, una situación que tarda en llegar una media de 5 años”.

Los afortunados que obtengan un premio de la Lotería de Navidad, tendrán que pagar un tributo, el llamado “impuesto de la solidaridad”, un gravamen del 20% que se aplica a los premios que superen los 2.500 euros. En un caso como el del Gordo, Hacienda se queda con 79.500 euros, el 20% de 397.500 euros. Por lo tanto, al restar esta cantidad, la cifra neta que recibiría el premiado al ir a cobrarlo sería de 320.500 euros.

En el caso de que el agraciado decidiese compartir su premio, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones entraría en juego. La persona que recibe el dinero debe pagar este tributo, el cual varía en función de la Comunidad Autónoma.

El Impuesto de Patrimonio también podría entrar entre los tributos a pagar por los premiados del Gordo. Los bienes de los agraciados (incluido el premio), tendrían que sumar una cantidad de 700.000 euros, siendo el límite exento de pago.

Tras cumplir los deberes con Hacienda, hay que rematar las deudas. En caso de que una familia decidiese liquidar su hipoteca pendiente, ahorraría 31.881,01 euros en intereses, cifra a la que habría que restarle los gastos ligados a la operación, como son las comisiones o los gastos de notaría. Si consideramos los gastos por cancelación, el ahorro neto en intereses sería de 31.201,04 euros.

En definitiva, si los afortunados de ganar este premio dijeran de poner fin a la deuda que mantienen en préstamos al consumo (9.032,61 euros por hogar), podrían ahorrar otros 2.065,9 euros. Por lo tanto, si sumamos esta cantidad a los 31.201,04 euros que se ahorrarían al rematar la deuda hipotecaria, una familia ahorraría en total los 33.267 euros.

Noticias relacionadas