"Huelga encubierta" de estibadores: "No vamos con la misma alegría a trabajar"

"Huelga encubierta" de estibadores: "No vamos con la misma alegría a trabajar"

Alicia Calvete

10/02/2017 15:35

El martes que viene se reunirá de nuevo el Gobierno con los sindicatos tras fracasar la primera reunión y con posturas totalmente enfrentadas. Para el Gobierno, la principal línea roja es la creación de un registro de estibadores para trabajar en nuestro país, la principal reivindicación de los sindicatos como explica el secretario de estado de Transportes, Julio Gómez Pomar.



El registro consiste en una lista cerrada de los trabajadores para controlar quien entra y quién sale del gremio, a día de hoy formado por 6.150 trabajadores. Por eso, el Real Decreto que se adapta a las exigencias de Bruselas, no contempla el registro e impone la libertad de las empresas para formar parte o no de agrupaciones empresariales para la estiba y libertad de contratación para estos trabajadores.

Se exige además, la certificación de una formación adecuada para ejercer la profesión y acreditar haber trabajado durante más de 100 jornadas en este tipo de empleo.
Con todo, los estibadores han bajado en los últimos días su rendimiento un 70 % y el portavoz de su asamblea, Juan Aguirre, ha hecho un llamamiento a los trabajadores a que cesen las "huelgas encubiertas".



Según Antolín Goya, el coordinador del principal sindicato del sector, la Coordinadora de Trabajadores del Mar, los estibadores de los puertos rechazan que estén llevando cabo huelgas o medidas de presión encubiertas en los puertos, pero reconocen que "hay un malestar muy importante" en este colectivo, "que no trabaja con las mismas ganas y alegría que en una situación normal".



Los sindicatos han pedido que la Comisión Europea entre a negociar pero el Gobierno dice que Bruselas sólo negocia con los Estados y no con los trabajadores. En breve, la Comisión debe avalar la reforma de la estiba porque considera que España no cumple con la normativa, por lo que nos enfrentamos a otra posible sanción que costaría 134.000 euros al día a los españoles. La primera sentencia, costó 21 millones de euros de multa. Por eso el Gobierno, debe aprobar la reforma en el Consejo de Ministros del próximo viernes.

Antes, la cita del próximo martes pero de momento, los paros se mantienen.
Publicidad

Noticias relacionadas