La inyección billonaria que surgió a medianoche: Toda la historia del PEPP del Banco Central Europeo

Repasamos la curiosa historia del programa PEPP del BCE ante la inminente reducción del ritmo de compras

Guardar

08/09/2021 18:45

Su nombre técnico es PEPP (las siglas en inglés de 'Programa de Compras de Emergencia por la Pandemia'), aunque podría calificarse como la vacuna monetaria del BCE contra el coronavirus. No solo porque ha servido para frenar los efectos del covid en la economía, sino porque también es una buena inyección… pero de dinero.

La medida billonaria de la institución europea ha traído mucha cola desde que Christine Lagarde, la presidenta del BCE, se la sacó de la manga la medianoche del 19 de marzo de 2020 (e incluso eso fue polémico). Pero ahora, año y medio después de entonces, el banco central podría empezar a levantar el pie del acelerador. Se espera que en la reunión de mañana Lagarde anuncie que el BCE va a empezar a reducir el ritmo de compras de su famoso PEPP.

Pero, ¿qué es el PEPP y por qué ha sido tan importante como polémico?

Te lo contamos en este podcast de Expediente Abierto.

La inyección billonaria que surgió a medianoche: Toda la historia del PEPP del Banco Central Europeo

La medianoche tras la debacle

El conocido como PEPP es un programa de compra de activos diseñado por el BCE específicamente para sedar a los mercados financieros ante la inminente crisis económica que iba a provocar el coronavirus. Con él la institución monetaria se comprometió a comprar activos por un valor de 1,85 billones de euros, casi dos veces el Producto Interior Bruto español.

El PEPP nació el 19 de marzo de 2020 y lo hizo a medianoche, por sorpresa, después de una reunión telemática del Consejo de Gobierno del banco central que terminó a altas horas de la noche. Debían buscar una solución al caos provocado por Christine Lagarde solo una semana antes, el 12 de marzo.

Entonces, en plena debacle bursátil por la pandemia, el BCE celebraba su reunión habitual de política monetaria. Pero Lagarde ni sacó la artillería ni intentó proteger las primas de riesgo.

"La misión del BCE no es evitar que las primas de riesgo se disparen", decía la jefa de la institución. Los mercados, que confiaban precisamente en que el BCE hiciera eso, colapsaron. El Ibex sufrió la peor caída diaria de su historia.

Pocos días después, a medianoche de un miércoles, el BCE emitía un comunicado (esta vez sí) anunciando que 'iba con todo'. Aquí nacía, el 19 de marzo de 2020, el famoso PEPP, un programa de compras de activos para paliar los efectos de la pandemia que fue valorado entonces en 750.000 millones de euros y que se extendería hasta finales de año como mínimo.

Con el tiempo, el BCE decidió ampliar tanto la cantidad destinada al programa (hasta 1,85 billones) como su duración, que se extiende hasta marzo de 2022.

En un momento incluso decidió incluir en el PEPP la compra de los llamados ángeles caídos. O, en otras palabras, bonos basura recién calificados como tal. Cuando el nerviosismo por la inflación se apoderó del mercado de renta fija a principios de 2021, Lagarde también decidió aumentar el ritmo de compras a hasta 80.000 millones de euros mensuales.

¿Empieza el tapering?

Pero ya queda solo algo más de medio año para que el PEPP se extinga… en marzo de 2022. Según los últimos datos publicados por la institución, el banco central ya ha gastado 1,34 billones de euros de los 1,85 billones en los que está valorado el programa.

En otras palabras: quedan más de 510.000 millones por utilizar y algo más de seis meses para apurar el programa. Si el BCE continúa comprando 80.000 millones cada mes llegaría muy justo a marzo de 2022.

Por eso, y porque la economía ya parece haber empezado a recuperarse, el BCE podría empezar a levantar el pie del acelerador tan pronto como en la reunión de mañana. Ricardo Comín, director de ventas para Iberia de Vontobel AM, considera que "podemos esperar un anuncio ya de una reducción de estas compras". "Puede ser para ya o para el año que viene, muy parecido a lo que se ha hecho en Jackson Hole", añade.

La pregunta del millón es ¿cómo reaccionará el mercado ante el anuncio de un menor ritmo de compras por parte del BCE? José Ramón Iturriaga, gestor de Abante Asesores, advierte de que se vienen movimientos en el mercado de renta fija. "Sería volver a donde estábamos a finales de abril, donde el bono americano estaba por encima del 1,75% y el alemán estaba prácticamente a cero", explica.

El mercado de bonos lleva una larga temporada sedado por las compras del banco central europeo y el anuncio de mañana de Christine Lagarde podría ser su despertar definitivo. ¿Comenzará este jueves el inicio del fin del famoso y polémico PEPP?

Noticias relacionadas