Jóvenes cobrando como en los 90 y alquileres en máximos históricos

Guardar

AUTOR

TIEMPO DE LECTURA

6 min

16/07/2019 14:03

Una vez más, los jóvenes son los más perjudicados por el funcionamiento del mercado laboral y el encarecimiento del alquiler. Según el Banco de España, los jóvenes con estudios bajos ganan el mismo salario que se ganaba a su edad a finales de los años noventa. Es más, todos, incluidos los jóvenes con estudios superiores, obtienen rentas salariales anuales menores que las de los jóvenes de hace una década. Algunos de las circunstancias que influyen en estos datos son el paro elevado y las menores horas trabajadas. La entidad advierte del riesgo de que esta situación persista si no se toman medidas para ayudar a los jóvenes.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, compartió esta conclusión que sacaron a raíz de un estudio que está preparando con los datos de los últimos 30 años. En él se observa que cada nueva generación fue siempre superando los ingresos laborales de las previas, en parte por la mejora educativa y en parte por el aumento de las rentas en los colectivos con menores estudios.

Sin embargo, hubo un momento en el que todos los grupos vieron cómo se reducían sus retribuciones anuales, sobre todo los jóvenes. Según Hernández de Cos, el colectivo de los jóvenes menos formados fue el que sufrió una mayor caída en sus ingresos anuales totales.

Los españoles ganan menos ahora que hace una década. La crisis ha afectado tanto que ahora los nacidos en 1987 con pocos estudios consiguen cerca de un 20% menos de ingresos que quienes tenían 30 años en la anterior década. Por ejemplo, una persona de 30 años con estudios bajos en 2007 ganaba 12.000 euros al año, mientras que otra persona de 30 años en 2017 ganaba menos de 10.000 euros. Y no solo afecta a los jóvenes: una persona de 40 años ganaba algo más de 14.000 euros al año en 2007 y otra de 40 años en 2017 ganaba algo más de 12.000 euros.

Pero, además, esto tampoco afecta solo, en realidad, a las personas con estudios bajos: en 2007, una persona de 40 años con estudios avanzados llegaba a cobrar más de 35.000 euros al año, mientras que en 2017, las personas de 40 años ganaban menos de 30.000 euros.

En estos resultados afectan, el paro elevado y la alta rotación, que hace que los trabajadores hagan menos horas y, por tanto, cobren menos. Las cifras incluyen a todos los que han trabajado a partir de un solo día al año y Hernández de Cos apunta a que el principal culpable de esta situación es el papel que desempeña la regulación laboral. Esta hace que para las empresas sea más fácil despedir al temporal y joven antes que abordar un ajuste de salarios, que suele afectar más al indefinido con más experiencia, más años y mayor sueldo.

Por último, de estos datos podemos sacar que un español medio es alrededor de un 13% menos rico de lo que hubiese sido de no haber padecido la crisis y mantenerse las tasas de crecimiento del periodo 1995-2006 hasta el punto de que hemos vuelto a niveles del año 2000.

PRECIOS DE ALQUILER EN MÁXIMOS HISTÓRICOS

El precio del alquiler en España en junio estaba en 11€ por metro cuadrado, superando su máximo histórico por séptimo trimestre consecutivo. Entre abril y junio, por tanto, las rentas crecieron un 2,8%, lo que supone una leve aceleración respecto al aumento del 2,4% que experimentaron en el primer trimestre del año. Según el portal Idealista, 25 capitales de provincia se encontraban el mes pasado con los alquileres en su máximo histórico.

En cuanto a metodología, es importante saber con qué datos cuenta el portal para llevar a cabo estos estudios, que no reflejan el precio final por el que se alquila la vivienda, sino los precios de oferta que los propietarios publican en la web.

A partir del informe relativo al primer trimestre de 2019, Idealista ha actualizado los métodos para crear informes, incorporando nuevas fórmulas de cálculo, que se han utilizado para calcular los datos desde 2007. También han actualizado la fórmula para hallar el precio medio: además de eliminar los anuncios atípicos y con precios fuera de mercado, calculan el valor mediano en vez del valor medio, homologando la metodología de Idealista con la de otros países en nuestro entorno para obtener los datos inmobiliarios.

Además, el nuevo método incluye los chalets y descartan los inmuebles de cualquier tipología que llevan mucho tiempo en su base de datos sin obtener interacción de los usuarios.

Volviendo a los datos, entre estas 25 ciudades que alcanzan los máximos históricos en precios de alquiler se encuentra Madrid, que tras experimentar subidas de febrero a junio, se acerca mucho a Barcelona. En la capital, el alquiler medio son 16,1€ por metro cuadrado mientras que en Barcelona, que es la ciudad más cara de toda España, el metro cuadrado cuesta 16,5€.

La variación interanual también refleja este acercamiento a Barcelona: el precio del alquiler en Madrid ha crecido un 4,2% entre junio de 2018 y junio de 2019, mientras que en Barcelona lo ha hecho un 1,4%.

A pesar de todo, ambas ciudades quedan por debajo del crecimiento de precios del conjunto de España, que ha sido del 7,1% en el último año, es decir, que han contagiado a otras ciudades más pequeñas. Entre los diez municipios más poblados de España, solo en Valencia y Murcia los precios crecen por encima de la media.

De hecho, Valencia es una de las 25 capitales de provincia donde el alquiler acabó en junio en su precio más alto desde que Idealista empezó en 2006 a recoger datos para la estadística nacional. En algunas ciudades solo se recogen estos datos después de la burbuja.

En el extremo opuesto, se encuentra Ceuta, donde los precios de oferta son un 20,6% inferiores al máximo registrado en marzo de 2012. Le siguen Ciudad Real con un 15,8% menos que en diciembre de 2010 y Melilla con un 10,9% menos que en junio de 2013.

Durante la primavera, todas las comunidades autónomas han incrementado sus precios. Después de Murcia, la mayor subida de alquiler ha sido en Baleares, con un 9% y 13,9€ por metro cuadrado, en Navarra con un 6,6%, en Castilla y León con un 5,9% y la Rioja, con un 5,4%.

Por el contrario, las comunidades autónomas de Cantabria, Asturias y Galicia tienen los alquileres muy por debajo de sus máximos históricos, los cuales se registraron antes del estallido de la burbuja. Además, Asturias es una de las comunidades que menos ha subido este junio, junto a la Comunidad de Madrid con un 1,9%, Euskadi, Castilla-la Mancha y Andalucía.

En el rango de las provincias, de nuevo las más caras son Barcelona y Madrid, con 15,1 y 14,8 euros por metro cuadrado, respectivamente, y Baleares, con 13,9 euros por metro cuadrado. Jaén es la provincia más económica para alquilar por 4,6 euros el metro cuadrado al mes y solo Guipúzcoa ha conseguido reducir sus precios durante los últimos tres meses en un 0,2%.

Por último, al nivel de las capitales, Barcelona se consolida como la más cara, como ya hemos mencionado antes, seguida por Madrid y San Sebastián, con 13,8 euros por metro cuadrado. Las únicas capitales que han reducido sus precios en este segundo trimestre han sido Pontevedra, San Sebastián, Lugo y Cáceres. Estos dos últimos, además, comparten posición y precio en la parte más barata de la lista con 5,3€ por metro cuadrado.

Noticias relacionadas