La edad de oro de los fondos soberanos

La edad de oro de los fondos soberanos

Raquel Rero

19/02/2018 06:22

La economía mundial crece, las inversiones se recuperan y los vehículos de inversión estatales se apuntan a disfrutar de este momento dulce. Es la edad de oro de los fondos soberanos, que han demostrado resiliencia y capacidad para sostener el volumen y la actividad de la inversión a pesar de la caída de los precios del crudo o las tensiones geopolíticas.

Además de en volumen crecen en número y ya son 92 los fondos soberanos repartidos por todo el mundo, aunque el director del Sovereign Wealth Funds del IE Business School, Javier Capapé, reconoce en Capital Radio que entre los 7 o los 10 primeros fondos acumulan la mayoría de la inversión, prácticamente 4 billones de dólares.



La burbuja del sector inmobiliario y la crisis financiera sacaron a España del radar de los inversores internacionales, pero ahora con la recuperación económica acumula inversiones por valor de 36.400 millones de euros por parte de los fondos soberanos internacionales. España se consolida como un mercado importante para estos brazos financieros estatales, que encuentran cada vez más oportunidades de inversión en la economía nacional.

Según el último informe del IE Business School y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), los vehículos de inversión de propiedad estatal se fijan especialmente en los sectores de energía e infraestructuras, aunque también crecen hacia otros segmentos como el financiero, la tecnología o las manufacturas.

El informe señala que España está en un “ciclo económico expansivo”, que incrementa la confianza de los inversores internacionales. Estos instrumentos “consideran a España como un mercado prioritario dentro de sus principales objetivos de la Unión Europea” y han ejecutado operaciones con empresas españolas por valor de 4.380 millones de euros en los nueve primeros meses de 2017, año en el que se marcará un nuevo récord.

Entre las operaciones del periodo, el informe destaca la venta de la plataforma Allfunds Bank, participada por el Santander, por 1.880 millones a la empresa conjunta del fondo de Singapur GIC y la firma de capital privado Hellman & Friedman. El mayor fondo soberano del mundo, el Fondo Global de Pensiones Noruego, adquirió el 3,26% de la española Liberbank, en una operación valorada en 13 millones de euros. Además, se hizo con 94 millones de títulos de Bankia por 381 millones convirtiéndose en el mayor accionista de la entidad.

En todo el mundo, los fondos soberanos acumulan activos por valor de 7,5 billones de dólares y tecnología e inmobiliarias dominan las inversiones. Este avance se refleja en la proliferación en el número de fondos soberanos desde 2010, un periodo en el que han surgido 26 nuevos fondos hasta hacer un total de 92 pertenecientes a 57 países del mundo.

Destaca también el mayor protagonismo de Oriente Medio en el tablero soberano mundial, con china y el sureste asiático como uno de los polos más activos después de Noruega, que el año pasado superó el billón de dólares en inversiones. También hace hincapié el informe en la renovada fortaleza de Arabia Saudí en este mercado.

La actualidad de estos vehículos de inversión internacionales también pasa por la diversificación. En 2016 y la primera mitad de 2017, estos instrumentos financieros concentraron más del 26% de sus adquisiciones en firmas tecnológicas, el 23,9% en activos inmobiliarios y el 17% en el sector financiero. El auge del comercio electrónico y sus especiales demandas logísticas influyen también a largo plazo en la tipología de los activos inmobiliarios en los que se fijan, y se impulsa la demanda de almacenes o naves industriales, un segmento donde hasta ahora las principales operaciones se centraban en hoteles y rascacielos.

Otra de las tendencias, liderada principalmente por Noruega, es el creciente interés por invertir respaldando activos verdes y respetuosos con el medio ambiente a través de productos más sostenibles. Ejemplo de ello es que el país nórdico se retiró el año pasado de firmas con actividades contaminantes y comienza a apostar por energías renovables, eficiencia energética y agricultura sostenible.

Recientemente otro nicho que ha despertado el interés de los fondos soberanos son las residencias de estudiantes. Los vehículos de Singapur y Abu Dabi están construyendo y adquiriendo residencias en campus universitarios de Estados Unidos, Alemania o Reino Unido.
Publicidad

Noticias relacionadas