La tasa de pobreza toca mínimos, pero su reducción se ralentiza

Guardar

20/09/2018 05:39

El número de personas que viven con menos de 1,90 dólares al día se redujo hasta los 736 millones en 2015, frente a los 804 del año 2013. Esta cifra representa a un 10% de la población mundial, lo que supone alcanzar un nuevo mínimo de personas afectadas por la pobreza extrema, según las cifras del Banco Mundial.

El organismo multilateral destaca que en los últimos 25 años más de 1.000 millones de personas han salido de la pobreza extrema, y la tasa de pobreza global es la más baja desde que se tienen registros. Gran parte de resta reducción viene dada por la eliminación de grandes bolsas de pobreza en China e India, los países con mayor población del mundo.

Sin embargo, el Banco Mundial advierte que la pobreza extrema está cada vez más concentrada en un puñado de regiones, afectadas por bajos ingresos, conflictos armados y problemas políticos. El África subsahariana registra las mayores tasas de pobreza extrema, con 413 millones de personas, lo que representa el 41% de la población seguida por el sudeste asiático, con el 12% y 216 millones de personas.

Por otro lado, en América Latina y el Caribe las cifras también mejoran. Se ha pasado de 28 millones de personas en situación de pobreza extrema, un 4,6% de la población de la región, en 2013, a 26 millones y el 4,1% en 2015.

Fuente: Banco Mundial Fuente: Banco Mundial

Para afrontar el objetivo de poner fin a la pobreza para 2030, pide aumentar las inversiones y el fortalecimiento del capital humano, además de la promoción del crecimiento inclusivo. Sin embargo, reconoce que no se espera lograr el objetivo marcado de que la tasa de pobreza esté por debajo del 3% para ese año. Además, el adelanto del informe que se publicará completo en octubre, alerta de que el ritmo de reducción de los niveles de pobreza se ha ralentizado en los últimos años.

El Banco Mundial también busca "aumentar la prosperidad compartida", es decir, elevar los ingresos del 40% más pobre de la población de cada país, así como explorar nuevas formas de analizar y medir la pobreza.

Noticias relacionadas