EEUU prohíbe la venta de componentes a la china ZTE

EEUU prohíbe la venta de componentes a la china ZTE

Sandra Torrecillas

TIEMPO DE LECTURA

1 min

17/04/2018 05:28

El departamento de Comercio de Estados Unidos ha prohibido a todas las empresas del país que vendan componentes a ZTE durante los próximos 7 años. Acusa al gigante chino de no haber cumplido el acuerdo alcanzado con Washington en 2017 tras comprobar que había comerciado con Irán. La empresa china se comprometió, entre otras cosas, a despedir a cuatro altos ejecutivos y a sancionar a otros 35 empleados pero no lo cumplió.

ZTE no ha cumplido con su compromiso de tomar medidas disciplinarias contra esos trabajadores e intentó ocultarlo. Lejos de sancionarlos, la empresa china los premió con el pago de bonificaciones y ni tan siquiera les envió "cartas de reprimenda", según asegura el departamento de Comercial. "ZTE mintió al Gobierno de Estados Unidos cuando fueron pillados, mintieron cuando se les dio una moratoria y mintieron una vez más cuando estaban en periodo de prueba", señaló el secretario de Comercio, Wilbur Ross, citado en la nota.

Según Reuters, la prohibición de las empresas estadounidenses de venderle componentes a ZTE pone en duros aprietos al fabricante, que recibe de estos proveedores entre el 25% y el 30% de los componentes de sus dispositivos.

La prohibición anunciada entre en vigor de forma inmediata y ninguna empresa puede venderle materiales a ZTE de forma directa ni a través de terceros países.

Los títulos de ZTE han sido suspendidos de cotización en las bolsas chinas y algunos de sus proveedores norteamericanos se desplomaron ayer en bolsa como es el caso de Acacia Communications que se dejó un 35%.

La empresa ZTE acordó el año pasado pagar una multa de 1.192 millones de dólares al Gobierno de Estados Unidos por violar la prohibición de realizar exportaciones a Irán.

ZTE también tiene problemas en el Reino Unido. El Centro Nacional de Ciberseguridad ha advertido en las últimas hora de que el uso de equipamientos ZET es un riesgo para la seguridad nacional de Reino Unido, aunque no han ofrecido más detalles.

 
Publicidad

Noticias relacionadas