Los beneficios de tener sexo

TIEMPO DE LECTURA

1 min

22/08/2018 09:09

Practicar el sexo de forma regular tiene muchas ventajas para nuestros organismo y para nuestra calidad de vida.


El sexo es una de las actividades más gratificantes que existen y es un gran indicador de la buena salud de una relación de pareja. Pero no solo eso, se trata también de una actividad tremendamente beneficiosa para el organismo. Una vez que hayas leído este artículo y comprobado lo positiva que es la actividad sexual para ti, probablemente no tardes en visitar el mejor sex shop online para adquirir artículos que ayuden a mejorar tu sexualidad.

 

Las ventajas de tener sexo de forma regular


Aumento del deseo.  La dopamina es una de las hormonas más importantes para el sexo. Es la responsable de activar el deseo sexual y, cuanto más a menudo practicamos el sexo, se genera en mayores cantidades. El placer es el principal sentimiento asociado a esta hormona que recibe también la denominación de “la hormona del amor”. Generar esta hormona nos hace, sin duda, sentirnos más felices.

Pérdida de peso.  El sexo es una de las actividades físicas que nos lleva a perder más calorías. Se calcula que con 10 minutos de actividad sexual pueden llegar a quemarse hasta 40 calorías, más que en algunos deportes. Por otra parte, cuando la actividad sexual cesa es habitual tender a compensar esta carencia consumiendo más azúcar y todo tipo de dulces.

Ayuda a relajarse. La hormona del estrés, denominada cortisol, reduce su presencia en nuestro organismo al practicar el acto sexual. De este modo, a la contra, la falta de sexo puede llevar a más niveles de estrés y ansiedad, muy perjudiciales para nuestro cuerpo y que tienen una incidencia directa sobre el empeoramiento de la calidad de vida.

Suben las defensas.  El acto sexual también tiene un efecto positivo sobre las defensas naturales de nuestro organismo, sobre el sistema inmunológico. Los niveles de los anticuerpos, las principales defensas ante virus, hongos y bacterias, aumentan. Así, las personas que practican el sexo con mayor frecuencia tienen menores probabilidades de coger constipados y gripes.

El sueño es más placentero.  Aquí otra hormona, la oxitocina, es generada en mayores cantidades con el sexo. La oxitocina tiene un papel muy relevante en el sueño y cuando hay carencia de ello aparecen problemas de insomnio.

Protección cardiovascular.  La evidencia científica ha demostrado que el sexo ayuda a proteger el corazón. Los investigadores han comprobado que la práctica sexual de forma frecuente y periódica ayuda a disminuir las probabilidades de sufrir un infarto. Así lo aseguró, por ejemplo, un trabajo publicado en la prestigiosa revista científica The American Journal of Cardiology. Esta investigación concluyó que los hombres que practicaban sexo dos veces a la semana disminuían hasta un 50% el riesgo de padecer un infarto frente a quienes tenían relaciones sexuales solo una vez al mes.

Previene la disfunción eréctil. Este trastorno consiste en las dificultades para lograr o mantener una erección y es la patología sexual masculina más común. Pues bien, está probado que el coito regular protege a los hombres contra esta disfunción.


Crece la autoestima.  El sexo es también un valioso aliado para combatir o prevenir trastornos psicológicos. En el caso de la autoestima, ayuda a incrementarla pues la persona se siente deseada y, con ello, aumenta su seguridad en sí misma. Además, el sexo ayuda  a mejorar en términos generales nuestra imagen corporal y la percepción que tenemos sobre nosotros mismos.

Mejora nuestro ánimo.  Practicar el sexo contribuye a sentirnos más contentos, animados y con mayor energía para afrontar los problemas de la vida diaria. La serotonina y las endorfinas son neurotransmisores activados durante el coito que tienen un papel decisivo en sentirnos más activos. A este respecto, un interesante estudio estadounidense concluyó que las personas que practicaban el sexo en las primeras horas de la mañana, nada más despertarse, tenían una actitud mucho más optimista para el resto del día que quienes no tenían este saludable hábito.

Piel más joven.  Por último, hay estudios que también mantienen un efecto de renovación de la piel por parte del sexo regular. El coito hace que el organismo bombee más oxígeno, incrementando el flujo de la sangre y los nutrientes de la piel. Y, además, favorece el desarrollo de células de la piel nuevas.

 

Los juguetes sexuales


Dados los increíbles beneficios de la práctica regular del sexo, los juguetes sexuales pueden constituir una gran ayuda para aumentar el deseo y mejorar la diversión en el coito. Estos juguetes, adquiridos en tiendas sex shop online, fomentan la imaginación.Son juguetes sexuales de alta calidad que ayudan a la estimulación erótica y a hacer mucho más divertida la interacción con la pareja. Entre ellos, los más populares son vibradores, consoladores, bolas chinas, kits de masaje, anillos para el pene o huevos vibradores.

Noticias relacionadas