Los préstamos online, una ayuda de dinero repleta de beneficios

TIEMPO DE LECTURA

1 min

01/08/2018 07:56

Unas vacaciones de última hora, una avería inesperada o incluso muchas facturas acumuladas que no se habían planeado. Son muchas las formas de hacer que la economía de un hogar se tambalee peligrosamente, sobre todo en una época en la que los salarios y la crisis siguen pegando unos coletazos bastante negativos para muchas familias.

Debido a esta necesidad, y a la facilidad y comodidades que brindan las nuevas tecnologías, empresas como la de WannaCash han conseguido posicionarse como la solución perfecta a los problemas de dinero. Esta entidad se caracteriza por ofrecer préstamos online de hasta 300 euros y a pagar en 30 días, destilando todo eso que hace de los créditos online el camino a seguir para atajar de forma rápida y sencilla esos inconvenientes con las cuentas de casa.


Pero, ¿qué son los préstamos online?, o más bien, ¿cuáles son esas ventajas que ofrecen y que los hacen tan interesantes? Aquí vamos a repasar los principales beneficios y las ventajas de estos productos con el fin de demostrar por qué se han vuelto tan populares y por qué se les atribuye la eficacia como principal característica.

Principales ventajas de los préstamos online

Los créditos online proponen muchísimas ventajas pensadas para el público actual. Sin embargo, las que vamos a señalar a continuación son las principales y más destacadas, las que colocan a estas figuras económicas por delante de cualquier alternativa tradicional que se haya empleado en los últimos años.

En cuestión de minutos

Sin largos periodos de espera, los préstamos online se solicitan en cuestión de minutos, recibiendo una respuesta a los pocos segundos de rellenar la solicitud tanto para confirmar que ha sido aceptada como para informar de que ha sido denegada. Además, si se aprueban, se realiza el ingreso en menos de 24 horas, por lo que son una ayuda genial en caso de necesitar una inyección económica de urgencia.

¿Una avería de última hora? Estos créditos te lo ponen muy fácil para que puedas pagarla sin preocuparte porque tu cuenta pueda sufrir graves consecuencias.

Mucho más cómodos

Olvídate de tener que visitar oficinas y perderte con los trámites. La comodidad es una de las principales claves de estos créditos en línea. Tan solo tienes que coger tu teléfono móvil, tu tablet o tu ordenador para conectarte a internet y visitar la web de la financiera a la que quieras solicitar el dinero. El resto es un proceso tan fácil como indicar el dinero a pedir, rellenar un sencillo formulario con información adicional y esperar apenas unos segundos.

Cualquiera con una conexión a la red, y mayor de edad, tiene la opción de solicitarlos sin tener que pasar por complicaciones. Además, la interfaz de la mayoría de portales destinados a este producto económico, como en el caso de WannaCash.es, está preparada para ofrecer siempre la experiencia más fácil y fluida.

Sin papeleos

Sin avales, nóminas ni nada que tenga que justificar ingresos de dinero. Las financieras que ofrecen créditos en línea no necesitan más que la información mínima y justa para poder transferir el dinero. No es necesario contar con terceros ni ofrecer ningún tipo de garantía más allá de realizar el pago en el plazo indicado. No obstante, sí es importante que se establezcan tanto una cantidad de dinero como un plazo de tiempo alcanzables, ya que el impago es algo que puede traer consecuencias por incumplir las normas establecidas a la hora de realizar la solicitud.

Con ASNEF


En el caso de figurar dentro de listados de morosidad como el de ASNEF, se suelen tener muchos problemas para solicitar créditos debido a la desconfianza de las entidades bancarias. Con los créditos online este problema no existe, ya que muchos de ellos tienen en cuenta las condiciones y las necesidades del público. Sí hay que realizar una serie de pasos adicionales, como aportar algún documento que justifique la posibilidad de realizar los pagos (véase una nómina o cualquier otro papel que registre ingresos constantes); pero no hay nada más que eso.

Además, en caso de posible impago, contemplan la opción de realizar prórrogas (incluso con ASNEF) para poder realizar los ingresos en caso de serias complicaciones. Una ayuda adicional bastante útil para las circunstancias más complicadas.

Por todas estas cosas, y por otras más que se quedan en el tintero, solicitar un préstamo online es toda una facilidad a día de hoy. Soluciona muchos de los inconvenientes que acompañaban a los tradicionales, y además garantiza contar con una cantidad de dinero prácticamente al momento de realizar la solicitud. Por eso mismo, no es de extrañar que cada vez haya más personas que se animen a solicitarlos.

Noticias relacionadas