Los retos de los líderes mundiales en 2018

Los retos de los líderes mundiales en 2018

Raquel Rero

02/01/2018 07:01



Angela Merkel y Emmanuel Macron protagonizarán la escena política europea este 2018. El propio presidente francés ha apostado por reforzar el eje franco-alemán en su discurso de Año Nuevo y reconocido que las relaciones con el país vecino son primordiales: "Continuaré trabajando con cada uno de nuestros socios europeos y, en particular, con Alemania. Esta conversación íntima con nuestros amigos alemanes es necesaria para el progreso europeo. Esto no detendrá la conversación con todos nuestros socios, pero es donde todo comienza".

En clave interna, Macron asegura que 2018 será el año de la cohesión nacional e insiste en la necesidad que tiene el país de representar un gran proyecto social libre de divisiones irreconciliables. "Profundas transformaciones han comenzado y continuarán con la misma fuerza, al mismo ritmo y con la misma intensidad en 2018", señala. Entre sus siguientes pasos, destaca la promesa electoral de dar hogar a las personas sin techo y continuar con las transformaciones económicas, las reformas en la escuela, el trabajo y la inmigración.

Si la sorpresa europea de 2017 fue la falta de gobierno en Alemania, se espera que el partido socialdemócrata y los conservadores de la canciller se pongan finalmente de acuerdo en los próximos meses. En este sentido, Angela Merkel llama en su discurso de Año Nuevo a superar la división en la sociedad alemana. La canciller se compromete a ocuparse de los desafíos futuros sin olvidar las necesidades de todos los alemanes y de lograr un gobierno estable para Alemania. Afirma que el país está formado por una sociedad plural donde es fundamental el respeto a la "inviolable dignidad" de cada persona y de sus libertades individuales.

"Ustedes, mis conciudadanos, nos han encomendado la tarea a los políticos de atender a los desafíos del futuro teniendo en cuenta las necesidades de todos nuestros conciudadanos. Me siento obligada por ese mandato y especialmente como parte del trabajo para construir un nuevo gobierno estable para Alemania en el nuevo año, porque el mundo no nos esperará. Debemos crear las condiciones que aseguren que Alemania continúe prosperando en 10 o 15 años", explica Merkel. También apuesta por un Estado fuerte que defienda las reglas de la convivencia y vele por la seguridad de todos. También pide que Europa continúe unida como comunidad.

Las negociaciones del brexit seguirán dominando la escena europea. La primera ministra británica, Theresa May, ha prometido en su discurso de Año Nuevo construir una sociedad más justa y ha destacado los hitos conseguidos en 2017, con la activación de artículo 50 del Tratado de Lisboa en marzo y el cierre de la primera fase de las negociaciones con Bruselas.

2018 también podría ser el año de Xi Jinping tras la nueva hoja de ruta marcad por el último congreso del partido. El presidente del país promete más reformas y protagonismo internacional en 2018 y dibuja una China próspera económica y tecnológicamente que se preocupa por solucionar los problemas que afectan a la población. Recalca que China es una potencia responsable que debe hablar claro, defender la paz mundial y el orden internacional. Además, Xi destaca que China cumplirá sus promesas de luchar contra el cambio climático global y las reformas económicas internas, con el objetivo de sacar a toda su población de la pobreza extrema para 2020.

Ejemplo de la indiscutible importancia de China en la escena internacional es la visita de Estado de Emmanuel Macron al gigante asiático del 8 al 10 de enero, en su primer movimiento diplomático del año.

Quién también tiene mucho que demostrar este año es Donald Trump. A punto de cumplirse el primer aniversario de su toma de posesión como presidente de Estados Unidos, 2018 será un ejercicio clave para medir su capacidad de acción y fortaleza en el ecuador del mandato. El 6 de noviembre los ciudadanos del país votará para renovar la Cámara de Representantes y un tercio del Senado, controlados ahora por el Partido Republicano y esenciales para la agenda reformista de Trump.

En clave doméstica y una vez despejado el camino para la reforma fiscal, queda pendiente comprobar si los republicanos consiguen aprobar una ley que acabe con el Obamacare o si Trump puede resistir la investigación por la presunta injerencia rusa en la campaña electoral de 2016. Mientras el presidente se enfrenta también a la caída de su popularidad, Trump insiste en su guerra con los medios de comunicación a través de Twitter. En la escena internacional, Corea del Norte será este año la gran preocupación de Estados Unidos.

En cuanto a España, el Ejecutivo espera aprobar los Presupuestos Generales del Estado con el apoyo del Partido Nacionalista Vasco una vez haya gobierno en Cataluña a partir de que se constituya el nuevo Parlament el 17 de enero y tras prorrogarse de forma automática los Presupuestos de 2017.



 
Publicidad

Noticias relacionadas