Miedo en el BCE por las promesas de los tipos de interés bajos

Los dirigentes del Banco Central Europeo (BCE) han mostrado su preocupación durante la última reunión del pasado 22 de julio del regulador comunitario

Guardar

26/08/2021 17:17

Este jueves, los dirigentes de la formulación de políticas del Banco Central Europeo (BCE), han publicado un informe en el que se augura un futuro más lejano en el que los tipos de interés se reducirán o no experimentarán ningún cambio.

Tras una reunión especialmente tensa, celebrada el 22 de julio, los responsables de esta rama en el BCE, relacionaron el primer incremento de los tipos de interés con un aumento aún más intensificado de la inflación. Tan tensa fue la reunión que tuvieron que redactar dos veces el documento para encontrar un compromiso común.

Finalmente, dos responsables de los bancos centrales de Alemania y Bélgica dieron la espalda a este compromiso que acordaban que los tipos de interés no se incrementarían hasta que el BCE observe que la inflación llegue al 2%.

El organismo liderado por Christine Lagarde se está poniendo manos a la obra para intentar dar la vuelta a esta situación, de hecho uno de los miembros que acudió a esta reunión, sugirió incluir claúsulas "knock-out" en los objetivos a largo plazo con el fin de aumentar la credibilidad del BCE.

La inflación no ha llegado a cumplir el objetivo deseado por el organismo europeo durante casi una década y los dirigentes de las políticas confían en que el crecimiento de los valores siga con una dinámica anémica durante los próximos años, y por lo tanto no habrá una subida de tipos durante los primeros cinco años de esta década.

Comportamiento económico de la UE

Por otro lado, el estado macroeconómico del bloque comunitario, el BCE ha puesto el punto de mira un descenso de la producción en la industria debido principalmente a la crisis de los microchips, y esto se ha notado en las principales economías de la zona euro (Alemania, Francia e Italia).

industria-10-1024x683.jpg

El BCE valora que ese crecimiento que está teniendo lugar en la UE, se puede ver frenado a causa de las nuevas variantes de la pandemia de la COVID-19 que se están expandiendo en Europa.

Aunque admite que puede llegar a crecer más si la ciudadanía europea gasta de manera más rápida el exceso de ahorro acumulado durante esta crisis sanitaria.

Noticias relacionadas