Powell (Fed) alerta: la recuperación tardará en coger impulso

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, explica que Estados Unidos se enfrenta a la mayor recesión desde la Segunda Guerra Mundial

Guardar

13/05/2020 19:07

Jerome Powell (Fed) aleja las esperanzas de una rápida reactivación de la economía. El presidente de la Reserva Federal alerta de que la recuperación tardará en coger impulso.

Sombría. Así es la imagen económica que pinta Jerome Powell. El Presidente de la Reserva Federal de EEUU ha sumado nuevas preocupaciones sobre los daños económicos del coronavirus. La magnitud y la rapidez de esta crisis son peores que cualquier recesión tras la Segunda Guerra Mundial, casi todas las ganancias de la pasada década se han esfumado de un plumazo. Las proyecciones económicas no son nada esperanzadoras y eso es lo que pesa hoy sobre el mercado.

Powell ha intentado alentar a los inversores con la promesa de hacer todo lo que esté en su mano para minimizar el impacto, pero no ha sido suficiente. Asegura que se podrían necesitar medidas de política monetaria adicionales para evitar un daño duradero en la economía de EEUU.

Debemos hacer lo que podamos para evitar graves consecuencias y esto puede requerir medidas adicionales. En la Fed seguiremos usando al máximo nuestras herramientas hasta que la crisis haya pasado y la recuperación económica esté en marcha. Hay que recordar que la Fed tiene poder de préstamo, no de gasto. Un préstamo facilitado por la Fed puede proporcionar un puente a través de interrupciones temporales a la liquidez y esos préstamos ayudarán a muchos prestatarios a superar la crisis actual. Pero la recuperación puede tomar algún tiempo hasta que gane impulso y el paso del tiempo puede convertir los problemas de liquidez en problemas de solvencia.

El Presidente de la Reserva Federal asegura que en ningún momento se han planteado la posibilidad de pasar a tipos de interés negativos, como han hecho otros bancos centrales, como el de Japón o el BCE.

El problema es la preocupación por interrumpir el proceso de intermediación. Es decir, reducir la rentabilidad de los bancos y por tanto reducir la disponibilidad de crédito en la economía. Por eso es un área inestable, lo pueden llamar así. Sé que hay fans de esta política, pero por ahora no es algo que estemos considerando. Creemos que tenemos unas buenas herramientas y esas son las que usaremos.

Donald Trump no estará contento con esto, puesto que insiste a la Fed que adopte tipos negativos. Jerome Powell le ha devuelto el guiño en su discurso pidiéndole más medidas fiscales.

Según ha explicado, la recuperación podría "tomar un tiempo antes de ganar impulso". Por eso ha apuntado a que las medidas extraordinarias adoptadas hasta ahora "puede que no sean el capítulo final" ante la crisis por la pandemia del coronavirus.

"Aunque la respuesta económica ha sido a la vez oportuna y adecuadamente grande, puede que no haya sido el capítulo final", señala Powell en un discurso pronunciado en el centro de estudios Peterson Institute en Washington.

El camino por delante es incierto y está sujeto a significativos riesgos a la baja. Y es que el alcance de la recesión podría ser el mayor desde la Segunda Guerra Mundial.

Por eso ha incidido Powell en la necesidad de impulsar el apoyo fiscal, que si bien será costoso, ayudará a evitar daños económicos a largo plazo y que la recuperación, cuando llegue, sea más fuerte.

Noticias relacionadas