El presidente Trump, una popularidad a prueba de bombas

Año electoral en Estados Unidos y la popularidad de Trump se mantiene intacta, pese a la guerra comercial, el impeachment o las acciones en Irán

Guardar

09/01/2020 09:27

Año electoral en Estados Unidos y a pesar de todas las acciones que está llevando a cabo Donald Trump, la popularidad del presidente se mantiene intacta entre los estadounidenses. Y es que parece estar blindada a prueba de bombas.

Los republicanos apoyan el asesinato del general iraní Qasem Soleimani, mientras los demócratas condenan cómo se ha llevado a cabo y cuestionan los motivos.

De hecho aquí en Capital Radio, Waleed Saleh Alkhalifa, Director del Departamento de Estudios Árabes e Islámicos de la Universidad Autónoma de Madrid, señalaba que siempre ha habido una convivencia entre Estados Unidos y este tipo de generales, que han campado a sus anchas por la región.

Y lo cierto es que en EEUU, una crisis bélica de este tipo suele tener efectos positivos en la popularidad de los presidentes. El 71% de los estadounidenses cree que su país entrará en guerra con Irán, según la encuesta de Ipsos/Reuters. Son 20 puntos más que el pasado mayo, mientras la popularidad del presidente se mantiene intacta.

Y eso que en alguna ocasión, Donald Trump le advirtió a Barack Obama que no “recurriera a Irán” para iniciar una guerra que mejorara sus posibilidades electorales.

En 2011, Trump decía sobre Obama: “Nuestro presidente va a empezar una guerra con Irán porque no tiene absolutamente ninguna habilidad para negociar. Es débil y es ineficiente. Así que la única manera que se le ocurre para ser reelegido es empezar una guerra con Irán”.

Los demócratas intentan limitar su poder

Mientras, los demócratas intentan limitar los poderes de Trump. La Cámara de Representantes vota hoy una resolución para limitar "las acciones militares" del presidente Donald Trump con respecto a Irán. Lo anunciaba su presidenta, la demócrata Nancy Pelosi.

Nancy Pelosi
Nancy Pelosi

Y sobre el juicio político a Trump, los republicanos pretenden iniciar cuanto antes la votación del 'impeachment' para evitar la declaración de nuevos testigos. Pero todo el asunto de Irán ha distraído la atención de manera muy efectiva. Tampoco se habla estos días de la guerra comercial.

A todo esto, se suma la alerta del Banco Mundial, sobre el "rápido y generalizado" aumento de la deuda. Estados Unidos disparó su deuda un 5,6% en 2019, hasta 23,2 billones de dólares (20,8 billones de euros).

Y si finalmente el conflicto con Irán sigue su escalada, el gasto de Estados Unidos tendrá que aumentar. De hecho algunos expertos señalan que uno de los planes de Trump podría ser obligar a Irán a aumentar su gasto militar hasta que no pueda mantenerlo y así verse forzados a dar marcha atrás.

Noticias relacionadas