Que la variación del euribor no te sorprenda

Guardar

ETIQUETAS

euríbor

TIEMPO DE LECTURA

4 min

08/11/2019 09:15

Si quieres conocer un poco más acerca del Euribor, esto significa Euro Interbank Offered Rate, lo cual quiere decir “tasa interbancaria ofrecida en euros”. Por otra parte, es importante destacar, que el Euribor es el encargado de medir los intereses de los bancos europeos que realizan préstamos en euros. Para determinar, cuáles son los tipos de Euribor se debe eliminar el 15% de altos y bajos de los intereses recolectados. Diariamente a las 11:00 CET, se fijan las tasas de intereses y posteriormente, se transmite la información a todos los interesados.

En otro sentido, cuando se habla de Euribor se refiere a un interés único, como si solamente se tratara de una sola cantidad. No obstante, ese número no es fijo, ya que existen varios tipos de intereses, los cuales, cada uno cuenta con sus propios plazos de vigencia.

Historia del Euribor

Es importante mencionar, que el Euribor existe desde el año 1999, que fue el año en el que se empezó a utilizar el euro. En los años anteriores, se solía publicar una tarifa diaria que se conocía como Aibor, sin embargo, existían varios tipos de referencias como el Fibor de Alemania y el PIBOR de Francia. La cuantía de estos intereses, está determinada principalmente por la oferta y le sigue la demanda.

Entre los factores externos, que afectan significativamente a la cuantía de los distintos intereses que rigen el Euribor, se encuentran:

  • El crecimiento de la economía.
  • Las circunstancias económicas.
  • La tasa de inflación.
  • La confianza mutua.
  • Los intereses bancarios.
  • La confianza de los consumidores.

Para terminar, se debe saber que el Euribor es el tipo de referencia que se tiene en cuenta para calcular las imposiciones de plazo y las hipotecas. Por este motivo, existen muchas hipotecas donde el tipo de intereses depende del Euribor, y junto a eso, un complemento fijo.

Impactos en la actualidad

Como ya se mencionó antes, el Euribor es la base usada para las hipotecas del tipo variable. Por ende, sus movimientos suelen ser variables, ya que el alza o la bajada del mismo impacta significativamente en los intereses y las cuotas que se deben pagar por la hipoteca. Hasta la fecha reciente del 02 de abril de este año, la medida mensual del Euribor se situó en -0,112%, esto significa que si este mes acaba con esa tasa actual, cambiará la tendencia de alza que se ha observado en meses anteriores.

No obstante, una hipoteca de 100.000€ puesta a 20 años en marzo, experimentó una alza mensual de aproximadamente 4 euros, esto quiere decir, que el Euribor sigue acechando ligeramente a las cifras positivas muy a pesar de la pequeña bajada de este mes. Aun cuando, los expertos piensan que para este año 2019 se esperan cifras muy positivas. También existe la posibilidad de que si ya cuentas con una hipoteca variable, gracias a la nueva ley hipotecaria puedes pasarla a tipo fija, la comisión en este caso, será de 0,25% los primeros tres años, y posteriormente pasa a ser gratuita.

Los impactos, que producen estos cambios en los contratos hipotecarios al principio mantienen las condiciones, para luego aplicar el cambio del Euribor más reciente. En cuanto, a la legalidad, esto es considerado como un cambio metodológico, aun cuando se piense que es un índice completamente distinto pero que podría crear ciertas diferencias entre los clientes y la banca. Por esta razón, la Asociación Española de Bancas, solicita con urgencia una cobertura plena y legal a esta reciente aplicación, para que de esta manera, se determinen las implicaciones.

Recomendaciones antes de contratar una hipoteca

Cuando pienses en contratar una hipoteca, debes tener claro que se trata de una decisión que te puede afectar económicamente en el futuro. Por lo cual, debes tener pleno conocimiento de su funcionamiento, por este motivo, seguidamente te presentamos algunos consejos para que puedas estar un poco más preparado:

  • Antes de adquirir una deuda, debes tomar como referencia los ingresos con los que cuentas, y así determinar cuánto tendrás disponible para cumplir con la capacidad de pago en el presente y en el futuro.
  • Los intereses casi siempre son variables, por esto, debes fijarte muy bien en los plazos que tienes para pagar, así como también, de la moneda del préstamo y los cambios que esta pueda tener.
  • Tener conocimiento del cuadro de amortización, ya que ahí podrás verificar el importe de la cuota, los saldos pendientes, la periodicidad y los cambios de los intereses.
  • Los periodos de carencias, en los cuales no se tendrá que pagar ninguna cuota o son de menor valor debido a que no se amortiza capital. Sin embargo, esto no significa que no se generen ciertos intereses que deberás pagar posteriormente.
  • La contratación de productos obligatorios como tarjetas, seguros, entre otros.
  • Cuando no se cumpla con los pagos de mínimo tres cuotas, la entidad puede exigir el pago total de la deuda mediante la venta de la edificación, o a través de la ejecución de la garantía hipotecaria.
  • En el cumplimiento de la hipoteca se le puede plantear a la entidad la modificación de las condiciones que rigen la hipoteca. Así como también, se puede acudir a una nueva entidad que te ofrezca mejores condiciones, no obstante, es importante que sepas que estas operaciones siempre acarrean gastos de comisiones.

Noticias relacionadas